ES | EU


18 de enero de 2016


La compañía guipuzcoana Irisbond, especializada en sistemas tecnológicos de visión artificial y comunicación asistida, ha entregado 21 equipos que permiten controlar un ordenador con la vista destinados a personas con dificultades de movilidad en el municipio chileno de La Pintana.

Los dispositivos están dirigidos a personas que padecen síndrome de enclaustramiento, una dolencia en la que el paciente está consciente pero no puede moverse ni comunicarse debido a una completa parálisis de todos los músculos voluntarios del cuerpo excepto los ojos.

Las autoridades municipales de La Pintana realizaron el pasado verano un censo para determinar cuántos de sus habitantes sufrían dificultades para establecer comunicación oral con el objetivo de que pudieran beneficiarse de la tecnología diseñada por Irisbond.

El consejero delegado de la firma guipuzcoana, Eduardo Jáuregui, asegura que la entrega de los dispositivos ha permitido comprobar la mejora de la calidad de vida de personas que padecen enfermedades “extremadamente duras”.

Irisbond, con sede en Donostia, cuenta con el apoyo como socio tecnológico de Vicomtech‐IK4 y dispone de una amplia red de distribuidores que le permite estar presente en mercados como Argentina, Chile, Perú, Estados Unidos, Sudáfrica, Grecia, Francia, Irlanda, India o Finlandia.

Manual de uno de los desarrollos de Irisbond