El Consorcio Vasco de Internacionalización redobla su compromiso de coordinación y determina ámbitos de actuación en 2016

jueves, 12 de noviembre de 2015

spri_internacionalizacion_Consejo Vasco de Internacionalizacion (Medium)
la consejera Arantxa Tapia, en el centro, junto a otros miembros del Consorcio Vasco de Internacionalización.

El Consejo Rector del CVI se ha celebrado presidido por los máximos responsables de internacionalización empresarial de las instituciones. En marzo de 2016 celebrarán “Mundura Begira” un evento de carácter empresarial donde presentarán un catálogo conjunto de iniciativas existentes en las instituciones. Revisarán la eficacia de todos los programas sin descartar el impulso a nuevos programas comunes.

Las instituciones vascas, reunidas hoy en el Consejo Rector del Consorcio Vasco de Internacionalización (CVI) han renovado su apoyo a la continuidad de este órgano que se consolida como foro de encuentro y discusión sobre la internacionalización, así como plataforma de coordinación de la acción pública de las administraciones en materia de internacionalización, ofertando una imagen exterior compartida, que facilita la visibilidad de nuestro país y de sus empresas y agentes.

El Consejo Rector del CVI lo han constituido la consejera del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia, los diputados forales de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa,  Pilar García de Salazar, Imanol Pradales y Ainhoa Aizpuru, y los presidentes de las Cámaras, Gregorio Rojo (Cámara de Álava),  José Ángel Corres (Cámara de Bilbao) y Pedro Esnaola (Cámara de Gipuzkoa)  en un encuentro celebrado esta mañana en la sede del Gobierno Vasco en Lakua.

Ante el convencimiento de que la fórmula de coordinación del CVI es eficaz para la mejora de la internacionalización del tejido empresarial de Euskadi, el primer compromiso ha pasado porque todas las instituciones impliquen a los máximos responsables de internacionalización de cada agente y dotarle aún de mayor importancia y sentido a su principal órgano de gestión, así como implicar la participación de los directores de internacionalización de las instituciones en el comité ejecutivo.

Las líneas de actuación cara al próximo ejercicio se han concretado, principalmente, en cuatro ámbitos:

  1. Mundura begira en marzo 2016. El CVI organizará una jornada conjunta de divulgación y reflexión sobre internacionalización empresarial. El evento se plantea como la primera edición de una jornada anual referente para las empresas vascas en el ámbito en la que todos los agentes CVI participan con un rol destacado.

Como primera edición, constituirá la puesta de largo y presentación del CVI ante el tejido empresarial. Una cita en la que se dará cuenta del recorrido de coordinación, y se presentará un catálogo conjunto que muestre a las empresas el beneficio de lo que supone el trabajo común de las instituciones.

  1. Plan Euskadi-México. Desde el comité ejecutivo de CVI se realiza un seguimiento del Plan Euskadi-México que busca incorporar acciones e iniciativas de los agentes del Consorcio, mejorar su coordinación y realizar una evaluación continua del mismo.
  1. Evaluación de programas. Se ha llevado a cabo una evaluación técnica detallada de los programas de apoyo a la internacionalización impulsados por el Gobierno Vasco y por las Diputaciones Forales, buscando ajustes y mejoras a los mismos que eleven la eficiencia y eficacia del esfuerzo subvencional conjunto.
  1. Nuevos programas coordinados. Se adquiere el compromiso de estudiar alternativas para el diseño de nuevos programas conjuntos o coordinados, avanzando un posible programa coordinado de apoyo a la creación de consorcios y a la constitución de una plataforma conjunta de apoyo a la participación en licitaciones públicas internacionales.

El previsible impulso a programas conjuntos conllevaría el correspondiente respeto a la autonomía de todos los agentes, de manera que cada institución siga buscando ámbitos de optimización de sus programas para que los recursos destinados tengan un mayor impacto.

Algunos de los aspectos a tener en cuenta en este análisis contemplarían, por una parte, el reparto o la diferenciación de programas (buscando conjuntamente posibles ámbitos de especialización de cada agente-programa), y por otra, la homogeneización de criterios y procesos administrativos y de evaluación.

Artículos relacionados
También te puede interesar