ES | EU


11 de febrero de 2016


Desde el laboratorio de prácticas colaborativas Wikitoki, situado en el barrio de San Francisco, se ha impulsado la iniciativa Red de Intercambio de Espacios, un proyecto que surge con la intención de compartir recursos tangibles e intangibles entre agentes de Bilbao La Vieja, San Francisco y Zabala.

La propuesta está abierta a asociaciones, colectivos, empresas y personas que dispongan de un local en el barrio, y consiste en poner en común los recursos de cada uno, en forma de espacio físico, herramientas y conocimientos, así como las necesidades, de cara a promover el intercambio. La intención es, además, que la red sirva como lugar de encuentro para conocerse entre sí, favorecer las relaciones y la creación de nuevas colaboraciones entre los agentes que trabajan en el entorno.

La red funciona a través de un espacio virtual, en forma de web y mapa donde están situados todos los participantes. Cada entidad cuenta con una ficha que incluye una pequeña descripción de su proyecto, qué ofrece a la red, y qué necesita del barrio. La iniciativa se basa también en encuentros presenciales de cara a intercambiar experiencias y promover las conexiones entre agentes.

La red se lanzó a finales de enero y ya forman parte de ella 40 organizaciones y colectivos de todo tipo, que tienen en común un sentimiento de pertenencia al barrio y las ganas de generar relaciones con otros proyectos afines. Forman parte de ella desde espacios de coworking y talleres de artistas hasta centros de producción cultural, ONGs y asociaciones vecinales, con ejemplos como el espacio autogestionado La Karpintería, la Coordinadora de Grupos de Bilbao la Vieja, San Francisco y Zabala, la librería Anti-Liburudenda, la Ikastola Harrobia o el Huerto de Sanfran, entre otros muchos.

La iniciativa está abierta a todos aquellos agentes que quieran formar parte de la red, y la intención es ir ampliándola poco a poco a otros barrios de Bilbao. El proyecto cuenta con la colaboración de La Fábrica de Toda la Vida y el apoyo del Gobierno Vasco a través del programa Fábricas de Creación.