Jolasplaza, Errebal y Leinn Collaborative Space Design, ejemplos de urbanismo participativo

viernes, 15 de mayo de 2015

spri_innovacion_LaColUrbanismoParticipativo
Errebal, proceso participativo.

En muchas ciudades alrededor del mundo se están poniendo en práctica iniciativas y experiencias para el rediseño de entornos urbanos con la participación de sus usuarios. Son proyectos a escala local que tratan de implicar a vecinos, agentes y colectivos vinculados al territorio con el fin de conseguir espacios urbanos a escala ciudadana, que respondan a sus necesidades y deseos.

La cooperativa de arquitectos barcelonesa La Col ha decidido reunir en una publicación algunos de estos ejemplos, que van desde procesos de participación para decidir nuevos usos en espacios vacíos, hasta el diseño arquitectónico de zonas de juego o centros comunitarios. Tras un proceso de selección, el equipo de La Col incluirá 16 proyectos que muestran la variedad de las experiencias ligadas al urbanismo participativo y la arquitectura social, con iniciativas de Francia, Argentina, Líbano, Valencia, Aragón y Galicia, entre otros territorios. Desde Euskadi, formarán parte del Libro de participación en arquitectura y urbanismo tres proyectos: el Plan de Intervención en solares vacíos del Casco Histórico de Eibar de M-etxea y MonoDestudio, Jolasplaza de Zaramari y Leinn Collaborative Space Design, impulsado por Ttipi Studio.

El Plan de Intervención de Eibar tuvo lugar en 2013 y estuvo enfocado a decidir el futuro del solar de Errebal, un espacio que antiguamente había albergado el Mercado de Abastos y que tras su demolición había quedado prácticamente sin uso, a pesar de estar situado en el centro histórico del municipio. El colectivo de investigación y arquitectura M-etxea y el equipo de sociólogos MonoDestudio pusieron en marcha un proceso donde participaron colectivos vecinales, asociaciones de comerciantes, agentes culturales y ciudadanos, de cara a recoger propuestas, necesidades e ideas que luego se trasladaron al proyecto arquitectónico.

Jolasplaza es otra de las iniciativas seleccionadas en la publicación, un proyecto de participación infantil para diseñar conjuntamente una nueva zona de juegos en Portugalete. A través de un taller de pedagogía urbana coordinado por Zaramari, un grupo de 23 niños y niñas de entre 8 y 11 años realizó un proceso de planificación y diseño del futuro parque, decidiendo las zonas, los diferentes usos y la ubicación de los juegos. La iniciativa, puesta en marcha en 2014, tenía un doble objetivo, incluir las necesidades de los usuarios en el planeamiento del espacio, y acercar el mundo de la arquitectura y el urbanismo a los niños y niñas.

El Libro de participación en arquitectura y urbanismo recogerá también la experiencia Leinn Collaborative Space Design, un proceso colaborativo para la transformación del espacio Oñati Lab de Mondragon Unibertsitatea impulsado por Ttipi Studio. En este caso, el reto consistió en rediseñar una nueva zona multiuso que forma parte del Grado de Liderazgo Emprendedor e Innovación de MU, incluyendo la participación de docentes y alumnado para identificar y responder a las diferentes necesidades de las personas que iban a utilizar el espacio.

Artículos relacionados
También te puede interesar