DSS2016 pone en marcha los procesos Hibrilaldiak para resolver retos de forma colectiva

martes, 23 de junio de 2015

spri_innovacion_Hibrilaldiak_DSS2016
Hibrilaldiak.

Dentro del programa de la Capitalidad, Donostia-San Sebastián 2016 ha lanzado la convocatoria Hibrilaldiak, un proyecto dirigido a asociaciones, empresas, colectivos o grupos de personas que quieran buscar formas alternativas de resolver un reto propio, mediante la colaboración con profesionales de perfiles diferentes a su entorno cotidiano.

Hibrilaldiak se basa en la metodología de C2+I/Conexiones Improbables, y ya se puso en marcha dentro de DSS2016 dentro del proyecto Auzolab a lo largo de 2014. A partir de los aprendizajes generados durante esos procesos, ahora se lanza esta nueva convocatoria. “Hibrilaldiak surge a raíz de la voluntad de Donostia-San Sebastián 2016 de activar procesos de hibridación donde el cambio se genere desde los propios colectivos, con la colaboración de perfiles diferentes”, explica Arantxa Mendiharat, coordinadora de Conexiones Improbables.

El tipo de retos a trabajar dentro de Hibrilaldiak es muy amplio, aunque debe estar ligado a la voluntad de transformación dentro de la organización o la empresa, y ha de tener vinculaciones con las temáticas de DSS2016. La creatividad, las nuevas formas de convivencia, el euskera, la sostenibilidad, el aprendizaje, la apertura o los sectores culturales son algunas de ellas. De cara a ilustrar el tipo de retos que pueden ser tratados dentro de los procesos, la organización Hibrilaldiak ha puesto algunos ejemplos: una asociación de vecinos y vecinas interesados en redefinir un espacio o una actividad dentro del barrio, una empresa que quiere desarrollar su propio código ético, o una ONG que necesita encontrar nuevas maneras de relacionarse con sus socios.

La convocatoria está abierta a grupos desde una perspectiva muy abierta, ya sean colectivos o equipos ya existentes de antemano o creados para participar en Hibrilaldiak, “lo importante es que estén de acuerdo en trabajar su reto dentro del proceso y que tengan una implicación real, porque es cuando funciona”, afirma Arantxa Mendiharat. El proceso se llevará a cabo entre septiembre y diciembre de este año, y consistirá en una primera sesión de introducción, tres jornadas de trabajo de 3 horas cada una y una sesión final para presentar los resultados. A lo largo de estos encuentros, el equipo contará con un profesional “diferente” que guiará el proceso de transformación, procedente de ámbitos como el arte, la sociología, la ingeniería o la psicología, dependiendo del perfil de cada grupo. En todos los procesos, la intención es que estas hibridaciones entre personas de procedencias diversas generen resultados “improbables”.

El periodo para presentar propuestas está abierto hasta el 19 de julio, y se seleccionará un máximo de 8 equipos. La convocatoria está dirigida a organizaciones y personas de Euskadi, Navarra y la Región de Aquitania.

Artículos relacionados
También te puede interesar