Declaración San Sebastián: la ciudad como protagonista del cambio

miércoles, 30 de marzo de 2016

Cartel del congreso
El Congreso apostó por ciudades basadas en la sostenibilidad y la innovación social.

En el marco del Congreso CIDEU, celebrado en Donostia del 16 al 18 de marzo, representantes de 11 países han firmado la Declaración San Sebastián. El acuerdo busca impulsar nuevas soluciones a los grandes retos globales a través de estrategias promovidas desde las ciudades.

Tal y como recoge la Asamblea General de Ciudades del Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico, CIDEU, las sociedades se enfrentan a cuatro grandes desafíos de futuro, la lucha contra el cambio climático, la transformación del tejido económico para impulsar nuevos empleos de futuro, la cohesión social y un nuevo modelo de gobernanza más participativo. La Declaración San Sebastián reivindica el liderazgo de las ciudades de cara a avanzar en estos retos.

Uno de los ejes principales del acuerdo consiste en reducir la huella de carbono a través del fomento del transporte público y privado no contaminante, la rehabilitación energética de viviendas y edificios, la gestión más adecuada de los residuos y el uso de energías renovables. En el ámbito del impulso económico, los representantes de CIDEU han destacado la importancia de promover el emprendimiento y la innovación social para explotar nuevos nichos de empleo. Una de las estrategias en este sentido es la transformación de espacios urbanos obsoletos como lugares para nuevas actividades productivas.

En cuanto a la cohesión social, la Declaración destaca el derecho a la ciudad a través de estrategias de inclusión para colectivos vulnerables y también para las personas mayores, mediante iniciativas intergeneracionales. Tal y como recoge el acuerdo, los proyectos de urbanismo pedagógico y participativo son una herramienta para avanzar hacia ciudades más inclusivas y centradas en las personas.

El XXII Congreso Internacional de la red Iberoamericana CIDEU se celebró en Donostia bajo el lema “El futuro de las ciudades. Los grandes desafíos”, con la participación de representantes de 11 países y más de 60 ciudades. Durante el encuentro se presentaron los proyectos de varias urbes que avanzan hacia un futuro más sostenible a nivel medioambiental, económico y social. Entre ellas, están la Fábrica de Creación de Irun, un espacio para el fomento del tejido creativo del municipio; la transformación del barrio bilbaíno de Zorrozaurre como isla creativa con usos mixtos, y el plan de movilidad peatonal y en bici de Donostia, que desde 2000 ha conseguido multiplicar por cuatro el transporte en bicicleta, pasando de 4.300 a más de 19.000 trayectos al año.

Artículos relacionados
También te puede interesar