Casi 3.000 millones en ayudas europeas a la innovación en el medio ambiente

lunes, 30 de noviembre de 2015

spri_innovacion_infodays medioambiente
(Euskera) Un momento de la jornada Infodays sobre innovación al medio ambiente.Ihardunaldiaren momentu bat.

Una jornada del Grupo SPRI informa la manera de acceder a los fondos de Horizonte 2020, el mayor programa público europeo para impulsar la investigación y la innovación. Beneficiarios de estas ayudas recomiendan “trabajar con tiempo, no obsesionarse con una línea de trabajo y de investigación, ajustarnos a lo solicitado, olvidarse del fracaso y que la propuesta pase por otras personas”.

Una jornada del Grupo SPRI ha mostrado este lunes la mejor manera de acceder a los fondos, dirigidos a la innovación al medio ambiente, del Horizonte 2020,. Las empresas vascas tienen la posibilidad de impulsar proyectos con acceso a casi 3.000 millones de ayudas, dentro de Horizonte 2020, que globalmente está dotado, en el periodo de 2014 a 2020, con casi 80.000 millones de euros. La jornada organizada este lunes por el Grupo SPRI, la agencia vasca de desarrollo empresarial dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, Ihobe, Innobasque  Aclima ha servido para conocer la manera de acceder a los fondos europeos de Horizonte 2020 relacionados con el medio ambiente. Esta ha sido  la quinta de las seis jornadas organizadas hasta diciembre sobre este fondo europeo, que se celebran en los tres territorios vascos.

Javier Agirre, director general de Ihobe (la agencia de gestión del Gobierno vasco), ha instado a impulsar la innovación y acabar con la tendencia de que “esto se hace así porque siempre se ha hecho así y funciona bien”. Agirre ha defendido la obligación de “producir productos sostenibles” pese a que existen “muchos lobbies reticentes al cambio”.

Lydia González, de la agencia estatal CDTI, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, ha explicado el programa de Horizon 2020 donde se encuadran las ayudas relacionadas al meido ambiente, dotadas con 2.956 millones. “Es el reto  social 5 y la mitad del presupuesto es para proyectos de innovación”. González ha incidido es que va más allá del medio ambiente. “Es ir a un cambio de modelo tanto de producción como de consumo. Incluye la acción por el clima, medio ambiente, eficiencia de los recursos y materias primas”.

La representante del CDTI ha revelado el pasado año España ha tenido aprobados 41 proyectos medioambientales  con una subvención obtenida de 32 millones y ha destacado que Euskadi sobresale por “la gran participación de los centros tecnológicos”.

Kristina Apiñaniz, del cluster del medio ambiente Aclima, ha informado que la sociedad pública Ihobe tiene ayudas para presentar proyectos en Horizon 2020 y que existen programas de subvenciones copncretos dependiendo de los planes de internacionalización e innovación de las empresas. “Para presencia exterior con filiales, están el Global Lehian y el de la Diputación de Bizkaia. Para implantación productiva en el exterior, los dos de antes y otro más de la Diputación de Gipuzkoa. Y para los que quieren una venta directa, nuestra ayuda puede ser interesante porque les damos contactos y el programa de ayuda sería el de Interlehian”.

“Olvidarse del fracaso”

La jornada se ha cerrado con una mesa redonda con el relato de experiencias ganadas en las primeras convocatorias de Horizon 2020. David García, investigador en Tecnalia, que logró ayudas para un proyecto de 7,5 millones de euros junto a varios socios para reciclar residuos procedentes de construcción y demolición, ha señalado que la competencia para acceder a las ayudas es cada vez mayor y  “muchas empresas se han ido especializando en programas europeos. Cualquier propuesta tiene magnífica excelencia científica pero hay que seguir mejorando en cómo trasladar esos resultados técnicos  en económicos”.

García ha recomendado “trabajar con tiempo, no obsesionarse con una línea de trabajo y de investigación, ajustarnos a lo solicitado, olvidarse del fracaso y que la propuesta pase por otras personas”.

Ricardo Tucho, de Arcelor Mittal, ha aseverado que la participación en proyectos en Horizon 2020 “es importante, porque nos permite participar en la primera línea de investigación y buscar salida a un residuo como la escoria”. Tucho ha alabado que, respecto a programas anteriores de innovación, la Comisión Europea priorice la innovación frente a la investigación  y ha recomendado a los que quieran presentar proyectos que “se olviden de la financiación y se centren más en el proyecto y se rodeen de un consorcio. Y si os dicen que no, leer bien la razón del rechazo para que a la siguiente sea un sí”.

Lydia González ha coincidido en que la competencia en Horizon 2020 es más alta respecto al anterior programa. “No es solo las que presentan sino las que superan umbrales y de las cuales muchas se quedan sin financiación. Es una preocupación de la Comisión Europea y le están dando vueltas para encontrar una solución”. En el debate se ha destacado la importancia de presentar los proyectos con otras empresas o entidades pero con una participación activa. “Arrastrar en un consorcio a ocios que se dejen llevar lastra mucho la propuesta. Es importante que al menos un 50% sean activos. La ejecución puede ser un calvario o algo fluido dependiendo de la actitud de los participantes”.

Artículos relacionados
También te puede interesar