Arantxa Tapia considera clave disponer de clústers competitivos para que Euskadi siga entre las regiones europeas con mayor PIB

miércoles, 21 de octubre de 2015

spri_berrikuntza_cluster day
Basque Cluster Day Inauguración

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad asegura, en la primera edición del Basque Cluster Day al cumplirse 25 años de esta iniciativa pionera, que los clústers deben alinearse con la estrategia europea RIS3, “uno de los pilares de la política industrial del Gobierno vasco” . Tapia: “El Estatuto y el Concierto Económico nos posibilita establecer nuestras políticas fiscales. Sin este Concierto no estaríamos hoy aquí. Es un sistema de riesgo y ha sido fruto de que se ha ejercido muy bien. Es un sistema muy solidario. Que no nos digan que nos dan más de lo que damos”. Michel Porter ha felicitado a Euskadi a través de un vídeo por su política de cluster y el acto ha servido para homenajear a Jon Azúa, quien fuera vicelehendakari y consejero de Industria impulsor y pionero de las iniciativas clúster

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantxa Tapia, ha resaltado la labor de los clústers en el desarrollo económico de Euskadi. “Sabemos que disponer de clústers competitivos (es decir, innovadores e internacionalizados) es fundamental para crecer económicamente, crear empleo de calidad y mantenernos dentro del 5% de regiones europeas con PIB más alto”, ha afirmado este miércoles en la primera edición del Basque Cluster Day, coincidiendo con la celebración del 25 aniversario de la política clúster en Euskadi.

El Gobierno vasco persigue, con esta jornada organizada por el Grupo SPRI y Orkestra (Instituto Vasco de Competitividad), reflexionar en torno a la evolución reciente de la política de clústers, en particular en el País Vasco, y a los retos actuales y de futuro, en el marco del despliegue de su Estrategia de Investigación e Innovación para la Especialización Inteligente (RIS3). El acto ha servido para homenajear a Jon Azua, quien fuera vicelehendakari y consejero de Industria impulsor y pionero de las iniciativas clúster. Además, ha contado con la intervención del presidente de TCI-Network de Harvard Business School, Christian Ketels.

Arantxa Tapia se ha detenido, en su discurso, en la estrategia RIS3, a la que ha definido como “uno de los pilares de la política industrial del Gobierno Vasco”. Ha defendido un “adecuado balance” entre especialización y diversificación de la política industrial y el apoyo a la innovación y el desarrollo tecnológico.

“La excesiva dependencia en unas pocas empresas claves o el bloqueo de recursos a largo plazo en un reducido número de iniciativas pueden comprometer la capacidad de respuesta y adaptación ante los cambios globales. Igualmente, la dispersión de esfuerzos en múltiples iniciativas con dimensión reducida resulta contraproducente”.

Por ello, ha resaltado  que la estrategia RIS3 persigue posiciones de liderazgo mundial en los ámbitos y nichos globales más prometedores Euskadi, que el Gobierno vasco ha identificado en las áreas de fabricación avanzada, energía y biociencias/salud.

“Estas oportunidades globales en el largo plazo son específicas para Euskadi tanto como lo son los clúster existentes que representan la base de “especialización” actual. Las asociaciones clúster como facilitadoras de la cooperación empresarial juegan una papel clave para desarrollar / aprovechar todas las potencialidades de las empresas y así lograr esas posiciones de liderazgo”, ha afirmado.

Tapia se ha referido a la renovación de la política de apoyo a clústers, con cambios ya aplicados este año y que tendrá una nueva regulación en 2016.  “Entre otras cosas dejará atrás la diferente consideración que tenían clústers y pre-clústers, pero sí que tendrá en consideración tanto la fortaleza de la asociación como el dinamismo y el nivel de competitividad de sus empresas.  Otro de los objetivos de la nueva política es consolidar y reforzar el alineamiento de los clústers con la estrategia de especialización inteligente RIS3”.

La consejera ha instado a “romper ciertas inercias”  y ha desvelado que la nueva regulación facilitará la creación de clústers y asociaciones de mayor dimensión, así como el trabajo en modo interclúster. “Tendremos que traspasar los límites de nuestros sectores y clústers naturales y trabajar en modo interclúster, combinando y agregando capacidades, configurando proyectos compartidos, convergiendo en actividades y logrando una dimensión óptima para abordar los nichos de oportunidad globales que se han identificado”.

“Puede parecer una paradoja, pero es cierto que más que nunca las empresas vascas necesitan cooperar para poder competir”, ha agregado.

Alexander Arriola, director general del Grupo SPRI (la agencia de desarrollo empresarial dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad), ha intervenido también en el acto y ha afirmado que la política de clústers “ha sido una de las que ha contado con mayor estabilidad y se ha consolidado en estos años, de tal forma que hoy celebramos el 25 aniversario”.

Arriola ha incidido en que las iniciativas clúster evolucionan y maduran con el tiempo. “No permanecen estancadas. La política de clústers también requiere renovarse y adaptarse a esta evolución y en particular a los nuevos retos que plantea la estrategia de especialización inteligente”.

Artículos relacionados
También te puede interesar