Innovación Abierta para la smart city: Gipuzkoa se suma a la red europea Clines

lunes, 25 de abril de 2016

Portal proyecto europeo Clines.
El proyecto Clines está dirigido a desarrollar soluciones para la smart city.

El 27 de abril se celebra un workshop en Donostia dirigido a idear nuevas soluciones para las ciudades basadas en las TIC.

Las nuevas tecnologías están abriendo muchas posibilidades para mejorar la eficiencia y la sostenibilidad en las ciudades, una tendencia en expansión hacia la smartización de los ecosistemas urbanos. El proyecto europeo Clines, donde participan como socios Tecnalia y el clúster GAIA, está enfocado a desarrollar soluciones para avanzar en este reto, a través de la creación de sistemas embebidos en áreas como el transporte, la gestión energética y la participación ciudadana.

El Ayuntamiento de Donostia y la Diputación Foral de Gipuzkoa se han sumado a esta iniciativa con un encuentro que se celebrará el 27 de abril en San Sebastián. La jornada, de carácter práctico, está dirigida a buscar nuevas soluciones a dos retos concretos, propuestos por los organismos guipuzcoanos. El consistorio donostiarra ha establecido como reto el uso de las TIC para mejorar los balances energéticos en los planes de rehabilitación de los edificios, mientras que la Diputación Foral de Gipuzkoa se centra en los procesos de participación ciudadana a través de las tecnologías digitales.

La Concejalía de Impulso Económico del Ayuntamiento de Donostia ha empezado ya a trabajar en un proyecto de rehabilitación energética ubicado en el barrio de Txomin. La iniciativa consiste en activar un proceso de monitorización durante los dos años posteriores a la rehabilitación, de cara a cuantificar el ahorro energético y económico. Este balance permitirá conocer los resultados y ver si el modelo de negocio se puede aplicar también otras áreas de la ciudad.

Por otro lado, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha establecido como reto el uso de las TIC para mejorar la participación ciudadana. El objetivo consiste en introducir estas tecnologías en las dinámicas de participación presenciales, como herramienta para recopilar datos y ofrecer información a la ciudadanía, y también como canal único para procesos de participación online.

El proyecto Clines arrancó en 2013 y finalizará en septiembre de este año, impulsado por la Comisión Europea dentro del VII Programa Marco. En el consorcio participan también socios privados, centros de investigación y universidades de Alemania, Bélgica y Dinamarca.

Artículos relacionados
También te puede interesar