3DLan, un ecosistema de soluciones 3D al servicio de la diversidad funcional

martes, 08 de marzo de 2016

3DLan es una comunidad formada por makers y personas con diversidad funcional.

La empresa getxotarra de tecnologías sociales pr4, junto a IK4-Gaiker y Lantegi Batuak, ha puesto en marcha el proyecto 3DLan, una iniciativa que surge con el objetivo de utilizar la impresión 3D para dar respuesta a las necesidades de las personas con discapacidad. “Cuando hablamos de personas con diversidad funcional, detrás hay mil situaciones diferentes y necesidades muy personales, a las cuales el mercado no da respuesta”, explica Santi Pisonero, fundador de pr4, “hablamos de dispositivos para la vida cotidiana, como cucharas o abrebotellas adaptados, pero también existen necesidades concretas en el entorno laboral”.

Las tecnologías de impresión 3D, y las comunidades de makers que comparten sus diseños y conocimientos, permiten fabricar piezas únicas y personalizadas a un precio asequible, algo imposible en los procesos tradicionales. El proyecto 3DLan quiere aprovechar este potencial, creando “un ecosistema para diseñar y crear soluciones mediante la impresión 3D para personas con diversidad funcional”.

La iniciativa se basa en tres ejes: una plataforma online donde compartir diseños y contrastarlos, espacios LanLabs para la fabricación de prototipos, y por último, una línea de investigación y creación de nuevos materiales, mediante la cual se financiará buena parte del proyecto. La primera de las patas ya está en funcionamiento, y consiste en la plataforma 3Dlan. “Es un repositorio de archivos en 3D con un fuerte componente de red social, porque la intención es que los usuarios compartan los conocimientos y se puedan contrastar los prototipos”, explica Santi Pisonero, investigador en el campo de la discapacidad.

Los LanLabs consisten en espacios físicos con la maquinaria necesaria para la fabricación de piezas, que servirán también como punto de encuentro entre makers y personas con diversidad funcional. De cara a que estos espacios sean sostenibles económicamente, la intención es abrirlos también a empresas pequeñas, centros educativos o comunidades de artistas para que puedan utilizarlos como talleres de prototipado. “La idea es dar un servicio ‘llave en mano’, ofreciendo todo el material y la formación necesaria”, explica Pisonero. El primer LanLab se creará en las instalaciones de Lantegi Batuak de Sondika, aunque el equipo ya está en conversaciones para ubicar otro en un municipio de Bizkaia.

El objetivo del proyecto es impulsar la creación de nuevas soluciones personalizadas en el ámbito de la discapacidad, ofreciendo diseños para que quien quiera pueda utilizarlos, pero también fomentar la investigación y el emprendimiento social en este campo. La iniciativa abre nuevas oportunidades de empleo a los trabajadores de Lantegi Batuak mediante la fabricación de las piezas, mientras que IK4-Gaiker se encargará de desarrollar la parte de investigación en filamentos y materiales que permitan ampliar el abanico de productos. 3DLan cuenta con el apoyo de Beaz a través del programa de emprendimiento en innovación social de la Diputación Foral de Bizkaia.

Artículos relacionados
También te puede interesar