Geroa desarrolla un test de saliva para detectar el riesgo de Alzheimer

15 febrero, 2017

El nuevo biomarcador diagnostica antes de que aparezcan los síntomas.

 

La startup biotecnológica Geroa Diagnostics, ubicada en BIC-Araba, tiene en marcha un proyecto de investigación que puede suponer un avance disruptivo en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas, y en especial, del Alzheimer. La empresa ha descubierto una forma de detectar el riesgo de padecer esta enfermedad mediante el análisis de saliva, un nuevo biomarcador que el equipo de Geroa ya ha patentado.

 

“Es un descubrimiento que se traduce en la capacidad para diagnosticar el riesgo de sufrir estas enfermedades a partir de la saliva del paciente”, explica Gorka Orive, profesor titular de Farmacia en UPV/EHU y co-fundador de Geroa. En el caso de Alzheimer, el test ya se ha probado en 700 personas, y “ha demostrado su robustez tanto en el caso afirmativo como negativo”.

 

La empresa se creó en 2015 y cuenta también como co-fundadores con Eva Carro y Juan Carlos del Castillo. Actualmente, está en fase de validación de sus dos proyectos estratégicos, enfocados al Alzheimer y al Parkinson. El primero de ellos está muy avanzado, y a finales del año pasado firmó un convenio de colaboración con la Universidad de Harvard y el Massachusetts General Hospital, pionero en Estados Unidos. Los pacientes del centro se someterán al test desarrollado por Geroa. “En dos o tres meses esperamos tener esta nueva validación de nuestro biomarcador incluyendo pautas de neuroimagen y bioquímica, lo que nos dará una robustez muy importante”, explica Gorka Orive.

 

Este nuevo biomarcador hace mucho más sencillo el diagnóstico, pero además ha demostrado detectar el riesgo de padecer la enfermedad antes de que las personas muestren síntomas claros. “Es un descubrimiento muy disruptivo que puede abrir una esperanza a nuevos tratamientos”, afirma el profesor de la UPV/EHU. En este sentido, Geroa tiene abierta también una línea de investigación enfocada a descubrir nuevas dianas terapéuticas, que en un futuro podrían avanzar hacia el desarrollo de fármacos. “Nuestro objetivo es que estos tests lleguen cuanto antes a la sociedad, y eso pasa por la búsqueda de colaboraciones con empresas farmacéuticas y biotecnológicas, algo en lo que también estamos trabajando de manera activa”.