“Es un premio increíble que muestra la capacidad innovadora de las emprendedoras”

30 enero, 2017

Gema Climent, fundadora de Nesplora, es finalista en EU Prize for Women Innovators 2017.

 

El jurado del Premio a la Mujer Innovadora, un galardón organizado por la Comisión Europea, ha seleccionado a Gema Climent como una de las nueve finalistas en la edición 2017. Este prestigioso premio visibiliza aquellas emprendedoras que han conseguido llevar ideas disruptivas al mercado, con unos galardones que se otorgarán el próximo 8 de marzo. Nesplora es una empresa ubicada en BIC-Gipuzkoa dedicada al uso de las TIC para el diagnóstico de trastornos neurológicos y recientemente fue seleccionada por el programa europeo Horizon 2020. Esto ha supuesto para la compañía donostiarra una ayuda de 1’4 millones de euros para el desarrollo de su innovador proyecto VRMind.

 

¿Qué significa para ti ser una de las finalistas del premio a la Mujer Innovadora 2017?

 

Es un premio que reconoce el trabajo de mujeres emprendedoras capaces de llevar su empresa a un alto nivel de innovación. En total somos 12 mujeres, tres de ellas candidatas al galardón juvenil, y todas son increíbles, con proyectos muy novedosos y de gran impacto social, así que estoy encantada de participar, solo con llegar hasta aquí ya me siento súper premiada.

 

¿Crees que es importante que se realicen premios de este tipo?

 

Claro, es muy importante dar visibilidad. Si tienes solo una historia, estás limitado y no creces, por eso necesitamos muchas historias muy diversas. Las niñas tienen que ver mujeres diferentes porque si no, crecerán con la idea que ciertas posiciones o profesiones no son para ellas. La visibilidad femenina en todos los ámbitos es importantísima.

 

En enero fuisteis seleccionados dentro del programa Horizon 2020 por vuestro proyecto VRMind, ¿en qué consiste?

 

Es un proyecto que en principio comprende cuatro productos. El primero de ellos ya está en el mercado, Aula Nespora, un test para la evaluación del TDA-H destinado a niños y niñas de entre 6 y 16 años. Se ha vendido en 21 países y se han evaluado con él más de 30.000 niños. VRMind se enfoca al tratamiento de la conducta mediante tecnologías emergentes, donde la realidad virtual nos está dando una visión totalmente disruptiva de lo que puede ser la evaluación psicológica. Trasladamos los tests de diagnóstico en lápiz y papel a entornos virtuales, que por supuesto tienen que estar muy validados científicamente.

 

La otra parte de VRMind está dirigida a evaluar funciones ejecutivas, atención en adultos, memoria y deterioro cognitivo leve. Con estos escenarios, vamos a tener una serie de herramientas óptimas para evaluar en 20 minutos en una consulta de cualquier lugar del mundo el estado cognitivo de una persona. VRMind sirve para todo tipo de enfermedades neurológicas, Parkinson, demencia, depresión, trastornos de atención, de neurodesarrollo… El mercado es inmenso porque hay más de 1.000 millones de personas en el mundo afectadas por algún trastorno neurológico.

 

Llevado a la práctica, ¿cómo es su funcionamiento?

 

En el caso del TDA-H, el Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad, el test sitúa a los niños dentro de una clase, y se realiza una tarea psicológica donde se evalúa la atención sostenida, la impulsividad, la velocidad de procesamiento, el tiempo de reacción, el foco atencional,… Con todas estas medidas, el neurólogo, psicólogo o psiquiatra interpreta el informe y valora si hay trastorno o no.

 

¿Qué significa para Nesplora haber sido seleccionados dentro del programa Horizon 2020?

 

Los entornos de realidad virtual con los que trabajamos tienen que estar muy validados a nivel científico para que demuestren ser tanto o más válidos que las herramientas existentes. Eso supone miles de pruebas y es muy caro. Cada proyecto nos cuesta entre 2 y 3 años de desarrollo, algo que para una pyme es muy difícil de sostener sin algún tipo de financiación. Esta subvención europea nos permite hacer todos los prototipos y estudios con colaboradores del mundo entero. Durante los próximos 2 años vamos a evaluar a más de 12.000 personas alrededor del mundo, porque es importante que las mediciones se realicen teniendo en cuenta las diferencias entre culturas. Sin un apoyo esto habría sido muy complicado.

 

Nesplora es una empresa fundada en 2008 en el marco del programa Txekintek/Ekintzaile, financiado por Grupo Spri y la Diputación Foral de Gipuzkoa.