Entrevista al director de SPRI Alexander Arriola en The Report Company

jueves, 09 de octubre de 2014

imagen_spri_tecnologia

The Report Company: El 75 % de los presupuestos del departamento del desarrollo económico está en SPRI, ¿en que se canaliza ese presupuesto? ¿Cuáles son los pilares?

Alexander Arriola: Nuestro objetivo principal es promocionar la industria vasca y darle valor añadido. ¿Cómo hacemos eso? Por diferentes medios. Está el área que llamamos Promoción económica que lo que hace es potenciar las inversiones, la creación de empresas, el emprendizaje. Potenciamos a la empresa que se cree y tenga más valor añadido.

Tenemos otra pata muy importante que es la de Tecnología e Innovación. Aquí seguimos dando valor añadido pero incrementando la cantidad o el porcentaje de I+D de las empresas, porque hoy en día para competir y tener valor añadido en el mundo es clave la I+D. Para ello tenemos nuestros diferentes programas y contamos con una red vasca de ciencia y tecnología muy potente.

Tenemos otra pata muy importante, que es uno de los pilares del Gobierno, que es la Internacionalización. Hoy en día Euskadi cuenta con un 32% de su PIB internacionalizado y viendo la situación que el mercado local ha bajado, está claro que este es otro gran factor para valor añadido. Contamos con una red de 70 oficinas en todo el mundo, la SPRI, que ayudan a nuestras empresas allá donde van.

Tenemos otras partes muy importantes como puede ser la gestión de suelo industrial, suelo industrial aquí en Euskadi a través de la sociedad SPRILUR. Esto nos ayuda mucho a la hora de atraer inversiones extranjeras a Euskadi, o del propio estado o de Euskadi mismo.

Otra de las sociedades dentro del grupo SPRI es la Sociedad de Capital Riesgo: ayudamos a las empresas que necesitan un empuje en su financiación para consolidar sus proyectos o para la creación de los nuevos proyectos.

Por lo tanto con todas esas bases, con todos esos pilares, tenemos un objetivo principal que es incrementar la competitividad de la empresa vasca.

TRC: ¿Dónde le falta la competitividad a la empresa vasca?

AA: Por un lado si bien somos fuertes en la internacionalización, tenemos que fomentar mucho más este proceso. Y lo que tenemos que hacer es ser proactivos. No llegar a los países una vez que ya el boom ha pasado sino ver antes cuáles son las posibilidades del país. También es muy importante que las empresas sepan a qué país se tienen que dirigir. Sí, China es muy atractivo pero no todas las empresas, por su tipo de producto, tienen que ir a China. Dependiendo qué producto vayas te tendrás que ir a China, te tendrás que ir a Norteamérica, a Rusia o a dónde sea.

La segunda, el I+D.  ¿Por qué? Somos un país que invierte un 2,2 % de su PIB en  I+D que está en el top europeo. Bueno, están Finlandia y Alemania y otros países del norte que son los primeros, casi cercanos a un 3% incluso algunos lo superan, pero Euskadi concretamente con un 2,2 está muy por encima del resto de España que es 1,3 y muy por encima de muchos países europeos y compitiendo con países como Francia y otros parecidos. Invertimos, pero lo que tenemos que hacer es que esa inversión se traduzca en un producto que llegue al mercado. Una cosa es invertir, y eso hacemos mucho en I+D, pero luego tecnológicamente somos un país medio. Lo que queremos es que ese I+D, esa investigación que se hace en la empresa, que luego redunde en un producto que esté en mercado.

TRC: ¿Como apoya desde el Gobierno Vasco la apuesta por el I+D?

AA: Las empresas no son las únicas que ofrecen el I+D, de hecho la parte pública en concreto el Gobierno Vasco a través de SPRI y sus programas es la gran inversora en un porcentaje aproximado del 50 %, más o menos, depende del tipo de empresa. Hay empresas que son muy intensivas en los apoyos que se les da desde la parte pública y otras que no lo son tanto. La empresa invierte, pero la I+D no deja de ser un proyecto a riesgo. Es decir, la I+D puede funcionar o no puede funcionar porque tú innovas en nuevos productos pero nunca sabes si luego van a tener un resultado en el mercado. Porque si lo supiéramos seríamos millonarios.

Luego está la I+D básica que es investigación pura que se hace en las Universidades y luego va bajando centros tecnológicos y luego va a empresas. El problema es que muchas veces se nos queda la investigación en la Universidad, en el centro tecnológico y no llega a la empresa, y no llega al producto y ese es nuestro gran reto en lo que es la tecnología.

TRC: ¿Cómo funcionan la Red de Parques tecnológicos e industriales de SPRI?

AA: En los parques tecnológicos es donde empresas con cierto grado de tecnología se instalan. Aprovechan sinergias porque están todas en una misma área. Y lo que hay es una cabeza, que es el director de SPRI, que tengo el honor y la responsabilidad de tener ese puesto, que controla y gestiona los cuatro parques. Y lo que es importante es que todo lo que se haga en una sociedad redunda en la otra. Si nosotros queremos promocionar o queremos atraer una empresa del extranjero tenemos SPRILUR, lo hacemos a través de SPRI pero en SPRILUR nos gestionan el terreno. Y si necesitamos una herramienta financiera como un capital riesgo, tenemos el capital riesgo. Y si hay una empresa que quiere instalarse en el parque, viene al parque y lo gestionamos entre todos. Por eso la SPRI sí es una herramienta clave porque al final toca toda la cadena de valor de la industria vasca. Desde el suelo, desde la I+ D, desde la promoción, desde la llegada al mercado. Por lo tanto cuesta mucho porque somos muchos. En total en el grupo SPRI somos alrededor de 180 personas y además tenemos oficinas por el mundo. Tenemos una gran labor por eso que hemos dicho porque tocamos toda la actividad industrial de las empresas vascas.

TRC:  ¿Como se posiciona el País Vasco para los objetivos del Horizon 2020 de la la Union Europea?

AA: Horizon 2020 (H 2020) es el plan científico tecnológico en Europa en el que se le dice a las regiones, a los países también, pero sobre todo a las regiones hay que especializarse. Cada país tiene que saber muy bien en qué es bueno y qué va a potenciar. Qué sectores, qué tipo de industria va a potenciar. Porque si todos los países de Europa le damos a todo, al final vamos a competir entre nosotros. Por lo tanto el Horizon 2020 nos dice a Euskadi que tenemos que saber en qué somos buenos y hacer una política industrial en aquello que somos buenos. Estamos totalmente alineados. Obviamente va a haber muchos fondos, creo que son 80 billones de euros del 2014 al 2020, y Europa nos dice que si queremos esos fondos tenemos que especializarnos. Dicho esto, Euskadi recoge el testigo y dice nosotros vamos a especializarnos y ya lo tenemos hecho. Esta es la famosa RIS3 (Smart Specialization Strategy). Las tres meta prioridades del País Vasco: las industriales, que son biociencias; fabricación avanzada y energía, se dicen los sectores más claves, las tecnologías que se van a utilizar en el futuro y los sectores que a día de hoy no son estratégicos pero que tienen gran potencial: smart cities, clean energy, environment…. Y además Euskadi estamos trabajando como región en Europa en los “Vanguard region” donde distintas regiones de Europa están hablando de cuál es la estrategia para fabricación avanzada, cuál es la estrategia para energía y Euskadi tiene su representante y Euskadi está siendo referente. Todos los ejemplos que se están haciendo en Euskadi se están tomando como referencia.

TRC: ¿Nos podrías contar un poco más sobre las agencias de Nanobasque  y Biobasque?

AA.: agencia Biobasque y Nanobasque están aquí también en SPRI. Dentro de nuestras prioridades tenemos biociencias, por lo tanto Biobasque es la agencia que coordina todas las actividades en el mundo de biociencias. Por ponerte un ejemplo, nosotros tenemos 20 empresas de biociencias y cada una hace sus cosas y cada una hace sus proyectos de I+D específicos. Lo que tenemos en Biobasque es una persona que coge a todas las empresas, compara lo que hacen y trabajan juntas para aprovechar sinergias, para que lo que hagamos esté muy encaminado con lo que nos pide Europa. Para aprovechar mucho más. Porque si tenemos 20 empresas que trabajan por separado tenemos un beneficio. Pero si tenemos 20 empresas que trabajan juntas o se coordinan y lo hacen de acuerdo a los parámetros que nos marca Europa, pues entonces el beneficio es muy grande. Y con Nanobasque pasa lo mismo normalmente para temas de fabricación.

TRC: ¿Cuál dirías que es la percepción sobre el País Vasco en el exterior? ¿Cual piensas es el labor fundamental para crear esta marca para que sea fiel a la realidad del país?

AA: La marca País Vasco es conocida en ciertos ámbitos. Y yo creo que hay que potenciarla mucho más. Yo he vivido muy lejos de aquí. Obviamente cuando he estado con ingleses, franceses lo conocían. Con mis amigos australianos, neozelandeses pues lo conocían un poquito menos. Yo creo que sí es una marca potencial por ejemplo en América y Suramérica, allí es bastante más conocida pero ya por temas de diáspora. Tenemos mucha gente que hace muchos años viajó allí. Lo que nosotros queremos es, además de esta parte cultural que está muy bien, que sea conocido industrialmente. Lo que queremos es que sea conocida por nuestros productos. Y ahí tenemos mucho que hacer. ¿Qué nos gustaría? Pues nos gustaría tener el “Made in Germany” es muy famoso. Y el “Made in Germany” vende. Pues nos gustaría algún día, y tal vez sea muy ambicioso, pero sí nos gustaría tener uno que sea “Made in Basque Country” y que vendiera. Pues eso nos gustaría mucho.

Nosotros aprendimos y vimos lo que hacía Alemania hace muchos años. Luego tuvimos nuestras propias ideas también. Lo que Euskadi sí ha hecho es tomar los mejores ejemplos de cualquier país y ha intentado imitarlos y superarlos en la medida de lo posible. No nos hemos quedado ni con las medias de ningún otro país si no que hemos cogido los top, y estoy hablando sobre todo industrialmente, y estoy hablando de países como Finlandia, como Alemania, como Dinamarca y lo que hemos intentado es estar en ese grupo. Y eso es lo que tenemos que potenciar más. Lo estamos consiguiendo poco a poco, pero nos gustaría llegar cuanto antes a ese nivel.

TRC: ¿Nos podrías contar que significa la evolución de los Clusters en el Pais Vasco?

AA: Si, una gran herramienta para el desarrollo de la industria vasca fue los clústers. A través de Michael Porter y a través de Jon Azua. Es una agrupación de empresas para aprovechar las sinergias que pueda generar una actividad conjunta y aquí sí cabe mencionar que ha habido un trabajo muy bueno en el clúster. Pero lo bueno de todo es que no nos quedamos con el trabajo bueno que se hizo hace años si no que estamos en una fase, y este año es el año clave, para establecer una nueva política de clúster. De hecho se está llevando desde la SPRI, este año nos hemos reunido con todos los clúster les hemos dicho Europa H2020 nos pide hacer estas cosas. Nuestra política industrial es esta: clusters. Obviamente dais vuestras aportaciones pero tenéis que seguir nuestra política industrial. Y en el 2015 esperamos tener una política de clusters que todavía siga potenciando mucho más el rol de lo que he dicho los clusters. En el plan de industrialización del Gobierno hay una frase textual que dice: “hay que potenciar a los clusters como herramienta del departamento de industria”.

A los clusters se les va a pedir sobretodo trabajar en 3 áreas. Una es la internacionalización, la segunda es que tienen que impulsar que sus empresas consuman más I+D y, por ejemplo, hacer un estudio de lo que hacen en otros países en cada sector, en cada cluster. Y el tercero muy importante es lo que llamamos la innovación no tecnológica transformación empresarial. Nosotros en el País Vasco tenemos un reto muy grande que es el tamaño de nuestras empresas. Es decir, si comparamos la media del tamaño de las empresas en Alemania, en cualquier otro país vemos que su tamaño medio de empresa es mayor. Tenemos que compararnos con los mejores. Tenemos que ser muy exigentes con nosotros mismos. Una parte muy importante es la transformación empresarial. El tamaño. Y no todas las empresas tienen que ser grandes. Depende de qué producto y de qué sector podrán ser o no.

Pero ahí hay un tema que hay que abordar: la gestión. Hace mucho se creó un modelo de gestión de empresa y lo que queremos es darle la vuelta otra vez. Quiero que os quedéis con el concepto de que esto nunca para. Lo hemos hecho bien pero dentro de 5 años  tenemos que volver a pensarlo para estar ahí arriba con los tops. Por lo tanto, internacionalización, tecnología y transformación empresarial relacionada con temas de tamaño, gestión, aprovechamiento de sinergias son los tres pilares en los que se va a basar la nueva política de los clusters.

TRC: ¿Qué sinergias o qué sectores hay con el Reino Unido?

AA: Con el Reino Unido el sistema financiero siempre ha sido fuerte. Nosotros, como sabéis, tenemos la sede de uno de los principales bancos mundiales, el BBVA. Dejando de un lado un poco el sector financiero, industrialmente yo hablaría de tres sectores principales. Uno es muy claro, la automoción, porque tenemos un sector de automoción muy fuerte que puede servir de proveedores para distintas empresas que estén en Inglaterra, Jaguar y otros tantos.

Muy importante, aeronáutica. Hace poco estuvimos también en Sheffield, en el centro de fabricación avanzada de aeronaútica. Hay unas empresas muy fuertes. Hay una empresa vasca, en concreto ITP, que está trabajando mucho con ellos. Incluso tiene una empresa en el Reino Unido y nosotros sí consideramos la aeronaútica un sector estratégico, y si tenemos un partner muy importante como el Reino Unido una relación entre los dos países nos conviene muchísimo.

Y el tercero es el de la energía y aquí me voy a centrar sobretodo de las renovables, tanto eólica, como marina. En el norte, en la zona escocesa, hay unos proyectos muy grandes, uno de los grandes focos de la energía eólica mundial, “offshore”, en el mar.

Nosotros tenemos algo que no existe allí en el Reino Unido, que es una cadena de suministro de proveedores que no existe o existe en un pequeño margen. Nosotros tenemos desde el que fabrica el aerogenerador, Gamesa obviamente, a todos los proveedores que fabrican los componentes del generador. Tenemos del mar para arriba. Ahora lo que tenemos que trabajar es lo que está del mar para abajo.

Otro también que se me olvidada, el “Máquina – Herramienta” Somos muy fuertes en ello. En España somos el número 1 con gran diferencia. Casi el 90 % de la fabricación viene desde aquí, del País Vasco. Estos son los sectores más estratégicos y principales, pero tenemos otros muchos porque dentro del “offshore” el sector naval del País Vasco va a ser una parte muy importante relacionado con la energía para hacer mantenimiento de los aerogeneradores.

TRC: ¿Quién es el vasco? ¿Cuál sería el mensaje para el lector respecto a inversión, País Vasco, oportunidades?

AA: Yo veo el País Vasco como la región en la que se combinan dos cosas muy importantes. Está la parte seria que es la parte industrial donde va a encontrar gente seria, “hard working”, honesta, gente que cumple su palabra. Y no solo eso, empresas muy altas tecnológicamente junto con la otra parte de, además de ser serios, también nos gusta vivir bien y tenemos para ello grandes recursos como son el mar, la montaña, la gastronomía. Además tenemos un lema, “The Big Little”, creo que es. Somos pequeños, pero lo que hacemos lo hacemos bien. Lo hacemos concienzudamente y desde luego nuestro objetivo es llegar a ser top. Por eso nos comparamos con los números uno mundiales.

Puede ver el reportaje global de Euskadi en 

http://www.the-report.net/basque-country/oct2014

Artículos relacionados
También te puede interesar