Encajando lo improbable: talleres de creatividad para organizaciones

22 septiembre, 2016

Conexiones Improbables es una metodología de innovación abierta donde las empresas y organizaciones realizan procesos de investigación junto a agentes del mundo artístico y cultural, con el objetivo de buscar soluciones creativas a sus retos. A partir de esa metodología, ahora el equipo de Conexiones Improbables ha puesto en marcha también una serie de talleres intensivos dirigidos a impulsar procesos de innovación, basados en juegos de cartas y también en la cocina. Nos lo explica Roberto Gómez de la Iglesia, director del proyecto.

 

¿De dónde surgen estos nuevos workshops de cocreación?

 

Fruto de nuestro propio trabajo en Conexiones Improbables, hemos ido desarrollando herramientas que utilizamos en nuestra actividad cotidiana. Lo que hemos hecho ha sido darles forma, y a partir de ahí generar nuevos talleres. Fundamentalmente son tres: Encajar lo improbable, Retos improbables y Cookreativa.

 

¿En qué consisten?

 

En el caso de Encajar lo improbable, consiste en un workshop para motivar a las organizaciones hacia la innovación abierta, ayudando a la gente a construir sendas de innovación colectivas e individuales sencillas. Una de las cosas que hemos visto es que la mayoría de procesos de innovación son tan ambiciosos que al final se quedan en el tintero. Este taller ayuda a crear una senda básica para luego ir avanzando mediante la consecución de logros fáciles. Retos improbables se basa en un juego de cartas hexagonales que permite definir retos estratégicos o de innovación para la organización. Hemos diseñado los workshops para trabajar con estas herramientas, pero también se pueden adquirir para utilizarlas de manera autónoma.

 

Taller Encajar lo Improbable.

Taller Encajar lo Improbable.

 

En el caso de Cookreativa, ¿cómo encaja la cocina en un proceso de innovación?

 

La ventaja que aporta es que el proceso de reflexión-acción se realiza en torno a algo tan cotidiano y humano como el cocinar, utilizando elementos familiares como los alimentos y determinados procesos de cocina, aunque de forma muy simple porque no es un taller de cocina, es de innovación y transformación utilizando la cocina. Dentro de esta metodología hemos creado cuatro talleres enfocados a diferentes temas, la innovación abierta, la salud dentro del trabajo, la internacionalización y la construcción de equipos.

 

¿Qué tienen en común estas metodologías frente a otros procesos de impulso de innovación en organizaciones?

 

Son herramientas muy basadas en el pensamiento visual, y que combinan mucho la reflexión individual con el trabajo en equipo. Al estar basadas en elementos visuales, se interiorizan mejor las lógicas, puesto que trabajas cosas que tocas, pero sobre todo permiten poner el foco en lo fundamental de manera rápida, sin que el proceso se eternice.

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow