ES | EU


30 de septiembre de 2017


El proyecto empresarial del Mungitarra Iurgi Bilbao, vio la luz en Septiembre de 2016. Nació con el objetivo de poder aportar sus inquietudes y conocimientos tecnológicos en realidad virtual para las empresas industriales de la comarca, en buena parte dedicadas a la matricería, el mecanizado o la troquelería.

Pronto identificó nuevos sectores en los que penetrar, pues inmobilarias, estudios de arquitectura, promotoras, o profesionales del interiorismo, encontrarían en sus servicios interesantes beneficios que les facilitaría ahorrar tiempo y, además, presentar sus proyectos de manera más atractiva. Con el objetivo de dar a conocer a la ciudadanía y a las empresas vascas las ventajas de sus tecnologías, Beitxu Studios dispone de un showroom en Mungia  con cuatro espacios acondicionados, equipados con equipos informáticos de última generación y sistemas de realidad virtual.

 

En Beitxu Studios se ofrecen soluciones tecnológicas a medida. ¿Cómo se consigue integrar la tecnología en problemáticas tan distintas?

Actualmente trabajamos con varias constructoras, inmobiliarias, empresas de decoración, centros formativos, etc. Siempre tratamos de ofrecer un servicio personalizado y totalmente ajustado a las necesidades de cada uno de nuestros clientes, por lo que supongo que la clave reside en saber escuchar y hacerles partícipe del desarrollo. A fin de cuentas, ellos son quienes poseen mayor conocimiento de su sector y nuestro trabajo reside en digerir toda esa información para convertirlo en experiencias inmersivas de realidad virtual.

 

Las aplicaciones de la realidad virtual para prácticamente cualquier tipo de empresa parecen una cuestión casi futurista. ¿Cómo surge la idea de crear este estudio?

El concepto generalizado que se tiene en la actualidad sobre la realidad virtual, es la de un juguete o consola para el ocio, cuando en realidad se trata de una herramienta de comunicación con mucho potencial para casi cualquier cosa. En definitiva, una nueva forma de contar o vivir experiencias.

Con la intención de divulgar esa otra parte más seria de la herramienta, montamos un showroom en Mungia (Mastibarrena 4), en el cuál poco a poco vamos “concienciando” a la gente de los múltiples usos que se le puede dar a esta tecnología. Este espacio nos está permitiendo captar empresas interesadas en utilizar la realidad virtual, para las cuales trabajamos como consejeros tecnológicos y proveedores de este tipo de contenido.

 

¿Existe un perfil determinado entre los clientes y/o empresas que recurren a vuestros servicios?

Al Showroom se acerca todo tipo de gente: Niños que vienen a jugar (también hacemos cumpleaños), jóvenes interesados en pintar, modelar, etc., incluso los más mayores se animan a viajar por el mundo con Google Earth VR.

Por otra parte, los primeros negocios interesados en utilizar esta tecnología son todos los que tengan que ver con la construcción, ya que su beneficio es demasiado obvio. Constructoras, promotoras, inmobiliarias, arquitectos, empresas de diseño y decoración son algunos de los ejemplos, pero también existe interés en otros sectores como la industria, el turismo o la sanidad.

 

¿Estamos ante el avance definitivo de la realidad virtual como una tecnología que será imprescindible en nuestras vidas?

La realidad virtual, junto a otras tantas tecnologías existentes, cambiará la forma de hacer muchas cosas. El consumo de audiovisuales como películas y videojuegos, educación, comunicación, internet, compras, redes sociales, etc. evolucionarán a medida que la tecnología también lo haga. De todas formas, todavía creo que es una tecnología que debe madurar (abaratar costes y crear más contenido) para que sea de uso masificado.

 

En una industria tan cambiante, ¿cómo te imaginas la situación de Beitxu Studios en 5 años?

En Beitxu Studios nos gusta decir que desarrollamos soluciones de comunicación a medida con las últimas tecnologías. Actualmente estamos centrados en crear contenido inmersivo de realidad virtual para empresas y marcas, pero tampoco descartamos el resto de tecnologías ya existente o venideras. Con la velocidad a la que avanza la tecnología hoy en día, cinco años me parece demasiado tiempo para augurar la situación en la que se encontrará cualquier empresa. Nuestra intención al menos, es intentar evolucionar mejorando nuestros servicios, a medida que la tecnología también lo haga.

 

¿Cuáles son los principales retos de futuro a los que os enfrentáis?

Nuestro objetivo es agrandar la cartera de clientes, ampliando el servicio a otros sectores. Actualmente trabajamos para empresas de construcción e industria, pero también nos interesa trabajar en proyectos de turismo y sanidad.

 

Como emprendedor, ¿consideras que las ayudas actuales para este tipo de proyectos son suficientes?

Cualquier tipo de ayuda es bienvenida para un emprendedor, ya sea monetaria o de formación, puesto que esto supone el empujón inicial de un proyecto. Hoy en día existen un montón, tanto públicas como privadas, pero muchas no suelen ser compatibles y lo difícil suele ser dar con la que más se ajuste a las necesidades.

 

+info: www.beitxustudios.eus

Y también: www.spri.eus/es/euskadinnova/realidad-virtual-para-mejorar-la-eficiencia-de-procesos-industriales