ES | EU


08 de julio de 2015


La organización Ashoka y la Fundación Puig han firmado un acuerdo para promover iniciativas de emprendimiento que den respuesta a grandes retos sociales en países europeos, de América Latina y Asia. Este nuevo convenio es el primer acuerdo internacional entre Ashoka y una compañía estatal para el apoyo del emprendimiento social, y bajo el título “Invisible Beauty”, se concretará en dos programas de apoyo: Makers e Innovators.

La iniciativa Makers se pondrá en marcha a nivel estatal y consistirá en la selección de jóvenes con proyectos innovadores que estén consiguiendo generar un impacto positivo en el entorno. A través del convenio entre Ashoka y Fundación Puig, los emprendedores seleccionados contarán con apoyo para desarrollar sus propuestas. El segundo programa, Innovators, estará enfocado a identificar e impulsar el trabajo de personas emprendedoras que están trabajando en alguno de los tres continentes en proyectos sociales, enfocados especialmente a mejorar la calidad de vida de la juventud. Ambas iniciativas se pondrán en marcha a lo largo de 2015.

This Works

Ashoka es una organización internacional sin ánimo de lucro que tiene como misión apoyar y potenciar el emprendimiento social, con una red que ya supera las 3.000 personas en todo el mundo. Una de las iniciativas que la entidad tiene en marcha a nivel estatal es This Works, un programa que consiste en promover nuevas soluciones para dar respuesta al desempleo. El proyecto consiste en seleccionar empresas sociales innovadoras que están consiguiendo generar nuevos puestos de trabajo para replicarlas en España, Italia y Grecia.

A nivel estatal ya están en funcionamiento varias iniciativas de emprendimiento social apoyadas por Ashoka dentro del programa This Works. Una de ellas es Specialisterne, un proyecto de origen danés que propone ofrecer formación y acompañamiento para que las personas con autismo leve puedan encontrar empleo en el sector de las Tecnologías de la Información, aprovechando sus capacidades para este ámbito. El proyecto está presente en 14 países, y en España esperan llegar a los 60 formadores a lo largo de 2015. Otra de las propuestas es la red de Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento Social, unos centros que ofrecen apoyo a personas en situación de desempleo para que recuperen su autoestima y pongan en marcha planes de acción dirigidos a conseguir sus objetivos profesionales. A lo largo del año pasado, esta red ofreció asesoramiento a más de 1.000 personas desde 40 lanzaderas.

This Works, ideas y soluciones para el empleo en el sur de Europa