El Gobierno Vasco presenta este mes la iniciativa para que la industria vasca incorpore las nanotecnologías en sus procesos y productos de manera segura

miércoles, 24 de abril de 2013


El Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad presentará a finales de este mes de abril, en el marco de la Feria Imaginenano que tendrá lugar entre los días 23 y 26 en el BEC, una iniciativa estratégica para apoyar a la industria vasca en la incorporación segura de las nanotecnologías en sus productos, así como para lograr una correcta y segura manipulación y procesado de los nanomateriales en los diferentes productos y procesos industriales y evitar así los posibles riesgos para la salud y el medio ambiente. En los últimos cinco años, el Gobierno Vasco ha invertido cerca de 55 millones de euros en la estrategia de incorporación de las nanociencias, micro y nanotecnologías como área estratégica de diversificación industrial. Esta inversión ha movilizado otros 80 millones de euros.

Conscientes de los esfuerzos internacionales para definir un marco regulatorio en el uso de los nanomateriales, así como de los continuos desarrollos científicos en materia de toxicología y seguridad y la dificultad actual de la industria en realizar un correcto seguimiento de ellos, el Gobierno Vasco pretende ofrecer un apoyo a la industria vasca a través de la iniciativa que se presenta a finales de mes, el denominado EHS-Advance (centro de competencia en nanociencia y nanotecnologías en materia de medio ambiente, salud y seguridad).

Así, esta iniciativa centralizará todo el conocimiento y las infraestructuras de los agentes científico tecnológicos que existe en el actualidad sobre esta materia y orientará y difundirá a la industria vasca las políticas, estrategias, normativas y esfuerzos en I+D+i que se realizan a nivel internacional en materia de nanociencia y nanotecnologías.

Actualmente la iniciativa está en fase de diseño en el marco de un proyecto de investigación estratégica que lidera el Departamento de Desarrollo Económico a través del centro tecnológico GAIKER-IK4 y que cuenta también con la participación de IK4-TEKNIKER y TECNALIA, y que cuenta con un presupuesto de 2 millones de euros.

En definitiva, la iniciativa persigue los siguientes objetivos:

Proporcionar a las empresas un nuevo instrumento para la incorporación de nanotecnologías y nanomateriales a sus procesos productivos de manera segura, estableciendo protocolos y herramientas de evaluación sobre sus efectos para la salud y el medio ambiente en todo el ciclo de vida del producto.
Desarrollar conocimiento, métodos y herramientas de evaluación y análisis adecuados a la actual demanda del tejido industrial vasco.
Desarrollar procedimientos de actuación segura con nanomateriales, que permitan garantizar a las empresas la seguridad y la salud en el trabajo.
Alinear las capacidades del País Vasco en esta materia.
Evaluar las políticas y estrategias existentes en nanociencias y nanotecnologías a nivel internacional, así como la normativa y procedimientos en materia de medio ambiente, salud y seguridad laboral, y posicionar al País Vasco a nivel europeo en este ámbito.
Estrategia Nanobasque

La incorporación de las nanociencias, micro y nanotecnologías como área estratégica de diversificación industrial en las políticas en materia de ciencia, tecnología e innovación del País Vasco se realizó con un doble objetivo. Por un lado, para explotar el gran potencial de aplicación de estas tecnologías en la práctica totalidad de los sectores industriales en el País Vasco como automoción, aeronáutica, energía, electrónica, telecomunicaciones, máquina – herramienta, acero, metalurgia, electrodomésticos; y, por otro lado, para fomentar la creación de nuevas empresas de base tecnológica, nacidas expresamente para desarrollar su actividad con aplicaciones basadas en estas tecnologías.

Los avances científicos y empresariales del País Vasco apuntan a que las capacidades científico tecnológicas y empresariales vascas en estas áreas evolucionan en la dirección adecuada, avanzando hacia los objetivos marcados de una mayor inversión privada en I+D en estas áreas, un aumento de la intensidad tecnológica del tejido empresarial vasco y la generación de una mayor ventaja competitiva en el Sistema Vasco de Innovación.

En los últimos tres años, el número de empresas con actividad de I+D en el ámbito nanotecnológico se ha triplicado. A día de hoy, más de 160 empresas vascas desarrollan actividades relacionadas con las nanotecnologías. El carácter transversal de estas tecnologías se refleja en la identificación de empresas activas en más de 15 sectores de aplicación, la mayoría con grandes perspectivas de crecimiento.

Artículos relacionados
También te puede interesar