El Gobierno Vasco marca tres prioridades en la aplicación de la especialización inteligente en la empresa vasca

miércoles, 06 de noviembre de 2013


El Director General del Grupo SPRI, Alexander Arrriola, ha señalado la energía, la fabricación avanzada y la convergencia bio-micro-nano en la salud como sectores y procesos concretos en Euskadi para llevar cabo las estrategias europeas de investigación e innovación

Alexander Arriola, Director General del Grupo SPRI ha expuesto hoy miercoles, día 6, en Bilbao la visión del Gobierno Vasco respecto a qué criterios y prioridades deben aplicarse en Euskadi para adaptar la especialización inteligente, proceso RIS3, en las empresas vascas, a las directrices comunitarias, con un claro objetivo de apoyo a la transformación productiva, la generación de empleo y el bienestar a medio-largo plazo en nuestro territorio.

Así, la estrategia económica y competitividad del Gobierno Vasco marca como metaprioridades estratégicas la aplicación de dicha especialización inteligente en sectores y procesos como la energía, la fabricación avanzada y la convergencia bio-micro-nano en la salud. Esta exposición se ha producido en el marco de la jornada dirigida a la empresa vasca sobre Nuevos productos y servicios a través de la Hibridación, organizada por SPRI-Agencia Vasca de Desarrollo Empresarial y Gaia, cluster vasco de tecnologias electrónicas y de la información.

Estas prioridades no se trata de elecciones aisladas, sino de una estrategia equilibrada, que combina una prioridad transversal a diversos sectores en los que el País Vasco presenta una fuerte especialización y capacidades (Manufactura Avanzada), con el foco en un ámbito clave en el País Vasco (Energía), combinado con una apuesta de diversificación del tejido hacia un ámbito de nivel tecnológico alto y elevado potencial de crecimiento.

La elección de “Smart Manufacturing” se apoya en su transversalidad, en la marcada tradición industrial del País Vasco, así como en la existencia de importantes capacidades tecnológicas vinculadas con la fabricación. Es una apuesta que busca trasladar capacidades científicas en tecnologías como la nanotecnología, microtecnología, tecnologías de fabricación avanzada y TICs, en sectores industriales altamente representativos de la economía vasca como metal, máquina-herramienta, transporte, medio ambiente y servicios avanzados, principalmente, con el objetivo de incrementar su competitividad y valor añadido

De igual forma, si se ha elegido el sector “energía” como prioridad del País Vasco se debe a las fortalezas de un cluster, así como con empresas grandes con liderazgo internacional, y a que Euskadi dispone de capacidades que le permiten afrontar algunos de los principales retos sociales y económicos del futuro. Se trata por tanto de una apuesta sectorial  “completa” que busca fortalecer aún más un sector industrial en el que se combinan los distintos eslabones de la cadena de valor, competitivos a nivel global, y que debe dar respuesta a ámbitos de oportunidad altamente estratégicos que proporcionan grandes oportunidades locales e internacionales.

Por su parte, la elección de la “convergencia micro-bio-nano” como prioridad se basa en una apuesta sostenida que ha conducido a la realidad de una red científico-tecnológica con capacidades de primer nivel para apoyar en la diversificación de la economía. Se trata por tanto de una apuesta para el desarrollo de futuro en ámbitos de alto potencial y valor añadido en el que se ha invertido en la generación de nuevas capacidades del más alto nivel que abren ventanas de oportunidad en nuevos sectores y nichos mercado para empresas existentes y de nueva creación.

Bilbao, a 6 de noviembre de 2013

Artículos relacionados
También te puede interesar