El Gobierno Vasco considera injusta, desproporcionada y discriminatoria la devolución de las bonificaciones del Tax lease

viernes, 28 de junio de 2013


– Arantza Tapia, consejera de Desarrollo Económico y Competitivad, ha calificado la medida de “ataque a la línea de flotación del sector naval” tachando la actuación del comisario Almunia de “bochornosa”

BILBAO. 28.06.2013. La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, ha tachado la propuesta de decisión de devolución de las bonificaciones del tax lease de auténtico “ataque a la línea de flotación del sector naval, que puede llevarse por delante todo un sector y miles de puestos de trabajo, en una decisión sin precedentes en la Unión Europea acompañada por la bochornosa actuación de Joaquín Almunia”.

Tapia ha hecho estas declaraciones minutos antes de participar en la Asamblea General del Foro Marítimo Vasco, en el que ha destacado la importancia del sector naval de Euskadi tecnológicamente avanzado, y competitivo en el segmento de la construcción naval de valor añadido. “Nuestros astilleros han estado operando y aguantando en el mercado, -resaltó Tapia-, incluso con la concurrencia del tax lease, en condiciones desfavorables en relación con su competencia europea en materia de financiación, tanto por su disponibilidad como por su coste”.

Esa capacidad y esfuerzo se verá ahora laminada por una decisión que la consejera califica como “propuesta injusta, desproporcionada y discriminatoria”. Para el Gobierno Vasco la decisión es injusta porque se basa en la declaración de incompatibilidad de un régimen fiscal que ha sido transparente para la Comisión y homologable en sus efectos a otros existentes en el ámbito comunitario. Es una decisión desproporcionada si ponemos en la balanza el efecto real sobre la competencia de la aplicación del tax lease y las demoledoras consecuencias de una decisión de devolución. La mejor prueba es que la competencia europea goza de buena salud y ningún astillero europeo ha cerrado por la supuesta competencia desleal de un astillero vasco. E igualmente es una decisión discriminatoria en relación con anteriores decisiones de la Comisión en casos similares en los que no se ha solicitado la devolución.

Ante esta situación es un añadido lamentable la actuación del comisario Joaquín Almunia, que ha traicionado las exigencias más elementales en política, tratando de lavarse las manos con el pretexto de que la decisión de devolución solo afecta a armadores y financiadores. Tapia considera bochornoso este comportamiento “porque sabe perfectamente que aboca a los astilleros a un escenario imposible en materia de contratación y financiación de nuevos buques. Por el contrario, creemos que dispone de elementos de juicio suficientes para defender sin vacilar, los principios de “seguridad jurídica” y “confianza legítima” con que se ha venido aplicando este régimen fiscal que apoyarían la no devolución”.

La estrategia comunitaria para el sector naval Leadership 2020 tiene como principal objetivo apoyar al crecimiento sostenible del sector y la creación de empleo de alto valor añadido, afrontando los cambios y retos sociales que esta industria debe superar continuamente para mantener su competitividad y crecimiento en Europa. El Gobierno Vasco constata desgraciadamente que las palabras y los hechos no van siempre en el mismo sentido. Desmantelar la construcción naval en el Estado español puede que aporte alguna ventaja a corto plazo a otros astilleros europeos, pero sin duda será contraproducente a medio plazo y dudamos mucho que por este camino en el 2020 la construcción naval europea tenga un papel mínimamente relevante en el contexto mundial.

La consejera de Desarrollo Económico y Competitivdad aseguró que el Gobierno Vasco va a continuar haciendo todo lo que esté a su alcance para evitar que se materialice esta propuesta de decisión, y hace un llamamiento a la Comisión Europea para que en vez de cerrar astilleros y condenar al desempleo a miles de trabajadores, centre sus esfuerzos en apostar por la creación de actividad económica y empleo. “Le requerimos para que apueste por un marco europeo transparente, homogéneo y equilibrado de apoyo a la construcción naval en el que nuestros astilleros seguro que sabrán competir, y para que defienda la construcción naval europea, como sector estratégico, de la auténtica competencia desleal que se genera en países de bajo coste”, concluyó Tapia.

Artículos relacionados
También te puede interesar