El EVE e Iberdrola impulsan un proyecto piloto para desplegar una red de distribución inteligente en Euskadi

lunes, 01 de diciembre de 2014

imagen spri tecnología

Bidelek Sareak es un proyecto fruto de una alianza público-privada entre el Ente Vasco de la Energía (EVE) e Iberdrola, para el desarrollo de las tecnologías inteligentes en la red de distribución eléctrica, con una inversión conjunta de 60 millones de euros entre 2012 y 2015, y que conlleva la automatización de más de 1.200 centros de transformación, la renovación de más de 250.000 contadores y la modernización de varias subestaciones eléctricas. Este proyecto pionero en Europa se está desarrollando ya en Bilbao, Portugalete y la comarca de Lea-Artibai, y se va a desplegar también en otras zonas de Euskadi.


El despliegue de Bidelek Sareak arrancó en 2011 y se prevé su finalización este mismo año. Este proyecto, que cuenta con un showroom en las instalaciones de Tecnalia, ha contado con la participación de un importante número de empresas del sector de la energía integradas en el Clúster de Energía del País Vasco como, entre otras, Arteche, Elecnor, ZIV, Ormazabal, MESA, Ingeteam, etc.

Este proyecto se enmarca en la estrategia EnergiBasque del Gobierno Vasco, en el apartado correspondiente al transporte y distribución de energía eléctrica, donde se han seleccionado las redes inteligentes -conocidas como ‘smart grids’- con el objetivo de posicionar al sector eléctrico de Euskadi como un referente a nivel mundial. El principal reto de estas redes eléctricas inteligentes es conseguir desarrollar un sistema más flexible, robusto y seguro que beneficie tanto al sistema de distribución eléctrica como a usuarios y entramado empresarial.

En este sentido, Bidelek Sareak pretende desplegar una red inteligente con vocación de convertirse en un referente internacional y con capacidad para adecuarse a despliegues en cualquier región del mundo. El proyecto consolida la capacidad emprendedora del País Vasco e impulsa los conocimientos y experiencia del entramado empresarial en el sector eléctrico a nivel nacional e internacional, contribuyendo al desarrollo sostenible de Euskadi.

El EVE aporta al proyecto, además del apoyo financiero, su visión sobre el ahorro y eficiencia energética y sobre la mejora de la gestión de la demanda en los consumidores finales, mientras que Iberdrola lidera el proyecto de Redes Inteligentes en su dimensión tecnológica y pretende que determinadas áreas seleccionadas sean referentes en cuanto a la calidad y eficiencia de sus redes eléctricas, tanto a nivel nacional como internacional.

Artículos relacionados
También te puede interesar