El acceso a las TICs, clave para alcanzar la igualdad de género

10 enero, 2017

Una jornada en la Universidad de Deusto analiza las dificultades para que las mujeres participen en el diseño de las nuevas tecnologías

La asesora de la ONU Irune Aguirrezabal defiende que la mujer sea un agente activo en el desarrollo de las TICs, incluyendo la toma de decisiones sobre el acceso y gobernanza de internet

 

El acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) es  clave para eliminar la desigualdad de género. La extensión del uso de internet pero también la participación de la mujer en el diseño de las nuevas tecnologías son una de las prioridades de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) en su plan de desarrollo sostenible del planeta hasta 2030. Así lo ha explicado Irune Aguirrezabal, asesora de liderazgo y participación pública para América Latina y Caribe de ONU Mujeres, en una conferencia organizada este martes por la Universidad de Deusto. El acto se ha celebrado con motivo de la presentación del Premio Ada Byron a la mujer tecnológica 2017, que promueve anualmente el centro universitario. Esta mujer fue la primera persona que, en el siglo XIX, creó un lenguaje de programación.

 

En el evento, María Guijarro, directora de Igualdad de la Diputación de Bizkaia, ha señalado que, pese a la reducción de la brecha en el uso de internet, “las mujeres siguen siendo minoría en el ámbito profesional. Lo importante y lo remunerado sigue siendo atribuido a los hombres”.

 

Izaskun Landaida, directora de Emakunde, ha defendido la necesidad de que las políticas de igualdad lleguen igualmente al ámbito de la tecnología. “Este premio contribuye a este necesario cambio”.

 

Irune Aguirrezabal ha explicado que su entidad, ONU Mujeres, con apenas seis años de vida, persigue la llamada democrática paritaria, que se extienda tanto al ámbito institucional como en todas las esferas de la sociedad, entre ellas la tecnología. “Si repensamos la ciencia y la tecnología, tenemos que pensar como benefician a hombres y mujeres por igual pero también como participan las mujeres. Que las TICS sean agentes facilitadores del desarrollo social”.

 

Ha defendido que la mujer sea un agente activo en el desarrollo de las TICS, incluyendo la toma de decisiones sobre el acceso y gobernanza de internet.  Aguirrezabal ha enfatizado la necesidad de la tecnología como “mirada de género sobre todo en América Latina debido a la gran inequidad existente”, continente en el que, pese a los avances normativos y en la participación política, “el balance no es positivo”. “Persisten los patrones patriarcales. Dos de cada tres homicidios están relacionados con el género y una de cada cuatro mujeres ha sufrido experiencias violentas perpetradas por su pareja”.

 

La asesora de la ONU ha comentado que, en el mundo, solo el 5% de las academistas científicas son mujeres y éstas únicamente ocupan entre el 10% y el 15% de cargos en empresas tecnológicas. “El  acceso a las TICS da acceso igualatorio al poder. Se estima que el 90% de los futuros trabajos requerirán conocimiento en TICs y de ahí la importancia del acceso a las nuevas tecnologías”.

 

Ha agregado que la democracia paritaria necesita “mujeres que tomen sus propias decisiones” y ha valorado la importancia en esta labor del premio Ada Bryron, que “tiene por objeto visibilizar las mujeres científicas”.

 

El acto ha terminado con una mesa redonda en la que el consultor Julen Iturbe-Ormaetxe ha incidido en que la discriminación de género tiene un inconveniente de base. “La primera cuestión es que no es un problema para muchísima gente”. Izaskun Landaida ha coincidido en que la sociedad “no lo ve como un problema de primer orden”. María Guijarro ha lamentado que hoy día las chicas jóvenes “no tienen referentes para dedicarse a la ciencia y tecnología”.

 

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow