ES | EU


06 de abril de 2016


La asociación vizcaína Desazkundea ha trasladado al formato digital su moneda social Ekhi.

Tal y como recogen los impulsores de Ekhi en el portal del proyecto, nueve de cada diez euros se concentran en mercados financieros y solo uno circula en la economía real, generando así una escasez crónica. La intención del proyecto Ekhi es poner un grano de arena para revertir esta situación, fomentando el uso del dinero como herramienta para apoyar a las pequeñas y medianas empresas del entorno más cercano.

El proyecto Ekhi surgió en 2013 de manos del colectivo Desazkundea, bajo la idea de crear una moneda social que favorezca el comercio local, ético y sostenible. Tras unos años circulando en comercios de Bizkaia en formato papel, el equipo ha decidido convertir Ekhi en una moneda electrónica, que a partir de ahora podrá ser utilizada desde cualquier smartphone o dispositivo conectado a Internet.

Actualmente la moneda está en periodo de pruebas, pero la aplicación ya se puede descargar de forma gratuita para dispositivos Android, y los nuevos usuarios tienen a su disposición 11 establecimientos en el Casco Viejo de Bilbao para empezar a utilizar la moneda. El sistema funciona como un monedero electrónico, simplificando así los procesos de pago, y para recargar Ekhis (equivalentes a los euros), solo es necesario acercarse a los comercios asociados al proyecto. Por otro lado, la iniciativa está abierta también a todas aquellas empresas y asociaciones que quieran entrar a formar parte de la red.

El proyecto se financia económicamente a través de un sistema de aportaciones por parte de los usuarios. Cada persona dona un 0,5% de su saldo medio del mes anterior, una cantidad que se dedica a mantener el sistema, y aporta también un 0,2% para asociaciones sociales o medioambientales alineadas con los valores de Ekhi. Esta vía de financiación busca además fomentar la circulación del dinero -puesto que cuantos más Ekhis se acumulen en la cuenta, la aportación del usuario es más alta-, impulsando así la economía del entorno.