ES | EU


05 de mayo de 2016


Se está reduciendo la brecha en el acceso a tecnologías digitales entre las economías emergentes y los países desarrollados.

El acceso a Internet y a un smartphone de forma cotidiana ha crecido significativamente en los últimos años entre los países en desarrollo. Tal y como recoge un estudio elaborado por Pew Research Center, aunque la diferencia aún es muy amplia frente a las economías avanzadas, la brecha se va estrechando, y es de esperar que siga reduciéndose en los próximos años.

En los países en desarrollo, el uso de Internet entre la población adulta ha crecido del 45% en 2013 al 54% en 2015, frente a la media de 87% en los países desarrollados. El crecimiento más espectacular se ha dado en Turquía, que ha pasado del 41% al 72% en solo dos años, aunque el uso de la Red también ha aumentado de forma importante en otras naciones como Malasia, Chile, Brasil y China.

En cuanto a las cifras de población con smartphone en propiedad, la brecha también se va reduciendo, pasando del 21% de la ciudadanía adulta al 37% en los últimos 2 años dentro de las economías emergentes. En los países desarrollados, la media está en el 68%, con Corea del Sur, Australia, Estados Unidos y España a la cabeza. A nivel global, la media de población con smartphone en propiedad se sitúa en un 43% de la población.

Otro de los datos destacables del estudio elaborado por Pew Research Center es el uso intensivo de Internet y las redes sociales entre los internautas de los países emergentes. El 75% se conecta al menos una vez al día, y muchos de ellos afirman hacerlo en varias ocasiones a lo largo de la jornada, mientras que el 76% de los usuarios de Internet utiliza redes sociales. Filipinas, Jordania, Indonesia y Venezuela está a la cabeza, con índices de conexión a las redes sociales de entre el 90% y el 88% -del total de usuarios de Internet-, cifras que están por encima de Estados Unidos y Europa.

Tal y como refleja el estudio, en los países en desarrollo hay una brecha importante en el uso de Internet y el smartphone entre la generación del Milenio -población de entre 18 y 34 años- y adultos de más de 34 años. El caso de Vietnam es el más destacado: el 81% de jóvenes millennials usa Internet o smartphone, frente al 25% del resto de población. Por último, la brecha de género también se agudiza en los países en desarrollo en cuanto al acceso a las tecnologías se refiere. La diferencia en el uso de Internet es especialmente grande en países africanos, con Nigeria y Kenia a la cabeza -un 29% de mujeres y un 48% de hombres en el primer caso, un 31% de mujeres y un 49% de hombres, en el segundo-. En Pakistán solo acceden a Internet un 9% de mujeres, frente a un 22% de hombres, mientras que en algunos países desarrollados sigue existiendo diferencia de acceso, aunque en menor medida: un 71% frente al 80% en Francia, o un 81% frente al 89% en Alemania.