AZTI desvela los secretos de un perfilador de corrientes que viajó a la deriva desde Canadá hasta el Puerto de Bilbao

lunes, 06 de octubre de 2014


El Instituto AZTI ha descargado los datos de un perfilador de corrientes (que sirve para medir la velocidad de la corriente del mar, temperatura, salinidad y corrientes, entre otros parámetros) que se desprendió del cable al que estaba sujeto y viajó desde el Estrecho de Davis, entre Groenlandia y Canadá, hasta el puerto de Bilbao.


En el momento de su hallazgo, el instrumento se encontraba invadido por percebes y otros moluscos. Tras su hallazgo y posterior limpieza, los investigadores de AZTI descubrieron que se trata de un perfilador de corrientes perteneciente a Integrated Observational Platforms (IOP), un grupo de investigación de la Universidad de Washington, ubicada en la ciudad de Seattle (Estados Unidos).

Pese a tratarse de un equipo de alta tecnología, el técnico de AZTI Luis Cuesta no tuvo problemas para extraer los datos que almacenaba, ya que era similar a los utilizados por el centro tecnológico en el estudio de corrientes.

Con los datos obtenidos, se pudo averiguar que el perfilador de corrientes se colocó en el mar el 5 de octubre de 2011 en la posición 67º 02.2′ Norte y 57º 02.1′ Oeste, en el Estrecho de Davis. El perfilador formaba parte de una línea instrumentada que quedó fondeada a 690 metros de profundidad. A lo largo del cable se dispusieron distintos aparatos de medición de temperatura, salinidad y corrientes, entre otros parámetros. El perfilador hallado quedaba sumergido concretamente a una profundidad 104 metros.

Artículos relacionados
También te puede interesar