Ayuntamientos más inteligentes gracias a los datos

jueves, 12 de enero de 2017

Portada del estudio.
El estudio incluye ocho ejemplos inspiradores.

Wise Council muestra cómo el análisis de datos puede mejorar los servicios públicos.

 

Mediante una actuación tan sencilla como la colocación de sensores de temperatura en el mobiliario urbano, el consistorio de Birmingham ha conseguido mejorar su respuesta frente a los problemas que ocasiona la nieve en las calles de la ciudad. El proyecto, en fase piloto, consiste en sustituir el sistema de predicciones meteorológicas por una red de sensores. Además de resultar mucho más barata, esta solución permite obtener información continua y a tiempo real acerca de las vías donde el hielo se está acumulando. Como resultado, el servicio ha conseguido gestionar de manera más eficiente los equipos de mantenimiento, acudiendo solo a aquellas carreteras donde son necesarios.

 

Este es uno de los ocho casos que analiza el informe Wise Council, publicado por la agencia de innovación británica Nesta. El estudio muestra cómo las nuevas tecnologías para la recolección y el análisis de datos pueden ser muy útiles para mejorar los servicios públicos a nivel local, reduciendo los costes y aumentando su impacto. Los proyectos, en su mayoría en fase piloto, no solo se centran en ámbitos como los servicios de mantenimiento, muestran también el potencial del análisis de datos en otras áreas como la salud o la asistencia social.

 

Es el caso del Ayuntamiento de Newcastle, donde los trabajadores sociales han empezado a utilizar el análisis de datos para detectar riesgos y realizar actuaciones tempranas. Dentro del área de asistencia social se ha integrado un equipo de analistas de datos, que ayudan a identificar factores comunes y patrones de conducta en familias en riesgo. Esto está permitiendo detectar aquellos menores con mayor riesgo de padecer maltrato o abusos, o actuar de manera temprana frente a jóvenes que están en riesgo de exclusión social.

 

Tal y como recoge el informe, existen muy pocas áreas donde los datos no puedan ser útiles para ayudar a mejorar los servicios y la toma de decisiones, y muchos ayuntamientos están empezando a explorar nuevas fórmulas, a través de pilotos y pequeños proyectos locales. El estudio recoge también algunas claves de cara a impulsar este tipo de iniciativas. Algunas de ellas son la inclusión de analistas de datos en los equipos de trabajo, la realización de eventos tipo hackatones para dar con nuevas soluciones, donde participen técnicos del ayuntamiento, tecnólogos y ciudadanía, así como la transferencia de conocimiento para extender las prácticas que funcionan.

Artículos relacionados
También te puede interesar