Alexander Arriola Lizarriturri, nombrado Director General de SPRI

viernes, 22 de marzo de 2013


El Consejo de Admnistración de SPRI ha nombrado esta mañana a Alexander Arriola Lizarriturri, Director General de la Sociedad para Transformación Competitiva (SPRI), sociedad pública dependiente del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad y agencia de desarrollo empresarial del Gobierno Vasco cuyo objetivo es dar apoyo e impulso a las empresas vascas y que está al servicio del tejido empresarial de Euskadi.

Alexander Arriola Lizarriturri es el décimo Director General de una sociedad que este año cumple 32 años de existencia. Nacido en Eibar, es ingeniero en organización industrial y en informática de gestión y domina cinco idiomas. Ha desarrollado sus últimos siete años de carrera profesional como alto directivo de dos empresas vascas en China, Gamesa y Cie Automotive, en ambos casos como Director de Compras.

El grupo SPRI es la sociedad pública que gestiona el 75% del presupuesto del Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco a través de servicios, programas, inversiones y subvenciones. Las áreas de gestión que abarca SPRI son internacionalización, tecnología, I+D, tecnología de la información, emprendimiento, proyectos estratégicos (nanobasque y biobasque), además de infraestructuras (Sprilur) y capital riesgo (Sociedad de Gestión de Capital Riesgo).

Las líneas estratégicas de SPRI responden a las establecidas por el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad, y que vienen marcadas por las siguientes palancas de actuación:

Refuerzo de la financiación: Atención especial a la financiación de las empresas.
Reordenación del Sistema Vasco de Tecnología e Innovación.
Diversificación basada en nuestras capacidades: Mejora de la competitividad de los sectores industriales tradicionales, favoreciendo la innovación y la internacionalización, acompañado de un esfuerzo de diversificación de la estructura hacia nuevos sectores o ámbitos de alto potencial de crecimiento (economía verde, energía, “ciudades inteligentes” o las “S3”-Estrategias de Especialización Inteligente-). Este proceso de diversificación debe basarse en las capacidades de nuestro tejido productivo y y de nuestros agentes científico-tecnológicos y debe apoyarse, entre otras, en la aplicación de tecnologías convergentes (bio, nano-micro, TICs).
Impulso de cadenas completas de actividad: Avanzar hacia una nueva etapa de clusterización de las cadenas de valor interrelacionadas que conforman la actividad económica del país, recuperando la filosofía original de los clústeres, para que sean actores relevantes del desarrollo de nuestra competitividad.
Internacionalización: Desarrollo de una estrategia integral de marca país como paraguas para la visualización y el posicionamiento internacional de Euskadi. La política de internacionalización se regirá también en su diseño por la segmentación, la búsqueda de mecanismos de colaboración con otros agentes del sistema para atender mejor a las distintas necesidades de las empresas, y la focalización de la acción de gobierno en un número limitado de países y regiones con alto potencial para las empresas vascas.
Refuerzo del papel de la empresa y el emprendedor: Revalorizar el papel de la empresa y el empresariado para impulsar la actitud y actividad emprendedora. Renovar el compromiso con el emprendimiento y sobre todo con el intraemprendimiento
Mejora de eficacia y eficiencia de la Gobernanza multinivel.
Euskadi como territorio atractivo: Hacer de Euskadi un país atractivo para el desarrollo de proyectos empresariales, tanto para nuestras organizaciones y emprendedores como para inversores extranjeros.

Artículos relacionados
También te puede interesar