ES | EU


14 de febrero de 2017


El proyecto conecta a jóvenes y empresas para dar con ideas innovadoras.

 

Diseñar una embarcación para salvamento, crear un videojuego que fomente la ciberseguridad o idear formas diferentes de llevar el deporte a la calle son algunos de los retos a los que se enfrentan los participantes de Demola Bilbao. El programa, impulsado por Bilbao Ekintza, busca fomentar las competencias de los jóvenes, que se enfrentan a proyectos reales ligados a la especialización inteligente y los servicios avanzados.

 

El programa está dirigido a chicos y chicas estudiantes de último curso de grado universitario o ciclos formativos de grado superior. Durante 3 meses y medio, trabajarán en equipos multidisciplinares para dar con nuevas respuestas a los retos que plantea cada organización o empresa, creando prototipos de productos o servicios con el apoyo de tutores y personas expertas.

 

En total son 10 retos, y cada equipo de estudiantes se enfocará a uno de ellos. Cruz Roja, por ejemplo, ha propuesto el diseño de una embarcación preparada para afrontar diferentes fases del rescate; la empresa Idom ha planteado el reto de diseñar tecnologías para una ciudad más inclusiva, mientras que la compañía dedicada al alquiler de bicis Tourné busca nuevas formas de aplicar la tecnología en sus servicios.

 

La iniciativa ha sido promovida por Bilbao Ekintza, encargada también de conectar con las empresas y organizaciones. La selección de estudiantes, procedentes de diversos centros educativos superiores vascos, se ha realizado junto a Demola Basque Country, cuyo equipo de facilitadores será el responsable de la formación, aplicando una metodología de innovación abierta.

 

Demola es una iniciativa internacional que facilita la cocreación de proyectos entre estudiantes y compañías, con un doble objetivo. Para los jóvenes, es una oportunidad para mejorar su empleabilidad acercándose al mundo empresarial, mientras que para las compañías supone el acceso a nuevos talentos más allá de su organización. Demola Basque Country es uno de los 18 nodos locales de esta red internacional que tiene su origen en Finlandia.