Nymphalur: Mariposas y Acuaponía se incuban en ‘Tknika Belabaratz’ de Errenteria

2 julio, 2016

Beatriz Díaz, Jaime Yaniz y Anaut Patterson, se conocieron en el ámbito universitario: “El amor por la naturaleza y los seres vivos, así como la curiosidad innata que suele caracterizar a los jóvenes científicos, hace que a lo largo de nuestra formación y trayectoria profesional hayamos buscado el contacto con el medio ambiente en nuestros trabajos y tiempo libre”… En base a esta razón nació Nymphalur con dos objetivos primordiales: “desarrollar un jardín botánico donde volarán libremente mariposas procedentes de diferentes regiones y construir un sistema de cultivo acuapónico”.  

Su idea de negocio se desarrolla en la nueva incubadora ‘Tknika Belabaratz’, un vivero que ya acoge varias iniciativas emprendedoras y por el que Ayuntamiento de Errenteria y su Agencia de Desarrollo OARSOALDEA, han apostado con el objetivo de impulsar el desarrollo socioeconómico de la comarca.

 

Beatriz, el medio natural, la ciencia y vuestra curiosidad os han unido en un proyecto singular.
Los tres nos conocimos hace ya muchos años en la universidad y durante un tiempo seguimos caminos diferentes. Hace un par de años, volvimos a coincidir en unos cursos de química del IEFPS Don Bosco, al mismo tiempo que yo realizaba también un curso de iniciación a la acuaponía. En ellos nos enteramos de una empresa, ‘Tropenhaus Frutigen’, que utiliza la acuaponía para crear un espacio lúdico en el que se desarrollaba una selva tropical, ¡en plenos Alpes suizos! Con esto en mente, ¿por qué no cerrar el ciclo natural incluyendo, por ejemplo, mariposas?

 

Como resultado de vuestras inquietudes, ponéis en marcha Nymphalur, constituyendo una Asociación para el desarrollo de la idea de negocio.

Habíamos planteado la idea: Un modelo de “negocio verde” que apuesta por la conservación de la biodiversidad, la educación ambiental, el entretenimiento y la investigación científica como medios para conseguir el éxito; incluso redactamos un borrador de plan de viabilidad del proyecto.

Sin embargo, en la actual situación económica existen muchos obstáculos para conseguir financiación externa o subvenciones, y encontramos que constituirnos primero como asociación nos permitía realizar diferentes actividades de investigación y comerciales con menos gastos. Así, podíamos también centrar nuestros esfuerzos y recursos en crear un proyecto piloto que nos permitiera enseñar a la gente qué es eso del mariposario acuapónico.

Esto es, un espacio en el que se puedan observar mariposas volando libremente, utilizando un sistema acuapónico para mantener las plantas que estas necesitan para vivir.

 

Jaime, ¿este espacio que mencionáis es el llamado “Mariposario”?

Sí. Existen numerosos mariposarios en el mundo con varios años de funcionamiento y que, desde los años 90, están en expansión por un aumento en su popularidad. Una de las razones de su éxito es el gran atractivo y vivo colorido de las mariposas, aparte del hecho de que no suelen despertar miedos o animadversión a la población, sino que, por el contrario, suelen gozar de las simpatías de gran parte de la gente, lo que no es frecuente entre los invertebrados.

A una escala más pequeña, encontramos que Gipuzkoa tiene un patrimonio natural y cultural importante. Cuenta con gran diversidad de servicios culturales y educativos, como por ejemplo el Museo de Mariposas, el Aquarium, el Museo de la Ciencia, las Cuevas de Ekain… Todas son actividades con un impacto en la economía local, tanto a nivel turístico como cultural. Nuestro proyecto complementa esta lista, ya que sería un lugar donde disfrutar y aprender de las mariposas y la naturaleza en un espacio vivo, dinámico.

 

Y el “Sistema Acuapónico”, ¿qué es exactamente, Anaut?… ¿Cómo complementa el Mariposario y qué necesidades resuelve?

Un mariposario puede construirse sin sistema acuapónico. De hecho, ninguno funciona de esta forma. Son espacios formados por diversos jardines que hay que regar, fertilizar, etc. En este punto es donde encaja la acuaponía.

La acuaponía es un sistema sostenible de producción de peces y plantas, que mezcla la acuicultura tradicional con sistemas hidropónicos (cultivo de plantas sin suelo). En sí, tendrías un sistema de producción de peces en el que usas las plantas como filtro biológico para limpiar el agua sin necesidad de utilizar químicos o estar continuamente renovando el agua.

En la mayoría de las ocasiones, la gente utiliza los sistemas acuapónicos para producir peces y plantas que luego se puedan consumir. En nuestro caso, apostamos por un uso diferente del sistema. Nuestra idea, como en Tropenhaus Frutigen, es utilizar el sistema acuapónico para crear un jardín botánico. Seleccionando adecuadamente las especies vegetales a cultivar, este jardín se podrá utilizar para alimentar y mantener a las mariposas.

 

Por tanto, la unión de ambos es el factor diferenciador e innovador que ‘Urrats Bat’ ha valorado positivamente.

Como venimos comentando, hay numerosos ejemplos de éxito de empresas que utilizan sistemas acuapónicos como base de su negocio. De hecho, trabajamos en colaboración con una de estas empresas aquí en Gipuzkoa, ‘Ner-Breen’, que utiliza la acuaponía para producir tilapia, fresas, tomates y lechugas. Por su parte, en España se encuentran dos de los mariposarios más importantes de Europa; el del Drago, en Tenerife y el de Benalmádena. Sin embargo, se mantienen como mundos separados, la acuaponía por un lado y las mariposas por otro.

Hasta donde sabemos, éste es el primer intento de fusionar ambos mundos. Los coordinadores del programa Urratsbat han visto, al igual que nosotros, el gran potencial que tiene esta idea. Su papel ha sido fundamental en la puesta en marcha del proyecto, ya que nos han cedido de forma temporal un espacio físico para poder testar la viabilidad técnica del proyecto (mantenimiento del mariposario y del sistema acuapónico), y para poder desarrollar otro tipo de productos como recursos pedagógicos o maquetas a pequeña escala.

 

Estáis ubicados en la nueva incubadora Tknika Belabaratz de Errenteria, un buen primer apoyo a vuestro proyecto de empresa.

Un muy buen apoyo. En el mundillo científico, suele decirse que puedes hacer todos los experimentos que quieras pero, si no publicas tus resultados, es como si no existieses. Muchas veces, la gente necesita ver para entender.
En nuestro caso, el estar aquí no sólo nos ha permitido tener un punto de inicio de nuestras actividades, sino que también nos da visibilidad a la sociedad, de forma que poco a poco nos van conociendo y sabiendo qué hacemos.

Otro punto positivo de esta incubadora es la posibilidad que nos ha dado de conocer a otros profesionales que, como nosotros, están iniciando su actividad y con los que hemos visto que podemos establecer vínculos. Así, por ejemplo, estamos desarrollando con Domotek una maqueta acuapónica mediante la impresión 3D; y con Ikuspe (empresa de diseño gráfico, web y multimedia) hemos comentado la posibilidad de realizar todos esos recursos pedagógicos que comentábamos.

 

Una vez comencéis la actividad empresarial, ¿quiénes serán los clientes objetivo de Nymphalur? ¿Qué productos y servicios vais a ofrecer?

El objetivo final es crear un mariposario acuapónico a gran escala. A corto y largo plazo nos planteamos también el desarrollo de los productos que comentábamos:

  • Kits de acuaponía y cultivo de mariposas, ya sea como simple adorno o incluso para tener nuestro pequeño huerto urbano sostenible.
  • Instalaciones de mayor envergadura y personalizadas a las necesidades y gustos del cliente. Aquí pensamos sobre todo en restaurantes, administraciones públicas o gente que quiera darle un nuevo uso a su jardín o parcela.
  • Programas de educación ambiental. Los principales beneficiarios serían en este aspecto los colegios y otros centros educativos, aunque nuestras puertas estarán siempre abiertas para que el mensaje que transmitimos pueda llegar a cuanta más gente mejor.

En el desarrollo de todos estos productos, apostamos siempre por el reciclaje y el uso de nuevas tecnologías. Recordemos que el uso de sistemas acuapónicos es relativamente reciente en esta área y, en sí, se basan en la sostenibilidad a distintos niveles, como por ejemplo la economía del agua (el agua se recircula, no se pierde) y la economía de la energía (el sistema está sustentado en energías renovables, tales como la energía solar, materiales de bioconstrucción u otros).

 

Seguro que tenéis unas imágenes que nos ayuden a conocer mejor vuestros productos:

Así es; aquí se pueden ver algunos de los prototipos que hemos construido y, también un pequeño video que muestra las mariposas y el sistema acuapónico.

Hemos comenzado a divulgar información sobre todo ello en el blog http://nymphalur.blogspot.com.es y, además, contamos con un espacio en Facebook en el que publicamos detalles de nuestra actividad: https://www.facebook.com/Nymphalur

nymphalur mariposas y acuaponía belabaratz tknika errenteria

 

Artículos relacionados

También te puede interesar

Ver todo arrow