ES | EU


12 de diciembre de 2014


En el contexto actual de competencia a escala global, solamente sobrevivirán aquellas iniciativas emprendedoras que sepan vender conocimientos o productos inteligentes. Es decir, aquellas que sepan gestionar el conocimiento.

La capacidad de producción y gestión de servicios y productos de valor añadido constituye una pieza clave en el crecimiento de empresas de base tecnológica, y en general, de todas aquellas iniciativas empresariales de marcado componente innovador.

Debido a ello resulta de vital importancia adquirir herramientas que permitan convertir con garantías dicha innovación empresarial en patentes y modelos de utilidad, así como competencias en su comercialización y gestión


Presentaciones